Categorías
A05-Monarcas m01 Principios básicos Viaje

Arribo como monocéfalo

[Relato (315 p.) parte de El viaje]
– De un reino y sus monarquías –

El recibimiento en la nación de los monarcas sí que fue majestuoso. Generación tras generación han perfeccionado la forma cómo capturar la imaginación de propios y extraños, enorgulleciendo a unos e impresionando a otros.
Al llegar nos preguntaron quién estaba a cargo de la familia. Para ellos cada tarea, por banal que sea, debe tener un solo líder único y absoluto.

La capital tiene siete colinas, distinguibles con facilidad desde el centro la ciudad. Cada colina está coronada por un castillo, residencia de la respectiva casa real de cada uno de los siete ducados que conforman el reino.
Cada ducado se extiende desde la capital hasta la periferia de la nación, como el brazo de una espiral.

El centro de la ciudad es un gran espacio descubierto. Lo llaman plaza de la concordia pero en realidad es el lugar histórico de las grandes masacres. Por demás no pertenece a ninguno de los ducados, está bajo administración directa del reino.
Su alteza tiene poder absoluto para gobernar y legislar, o delegar funciones a los duques en sus territorios. Cuando llegamos la Madre Reina tenía más de 30 años en el trono con relativa paz y tranquilidad.

Los monarcas, a  la hora de tomar decisiones de estado, se consideran uno entre iguales, al menos simbólicamente. Se reúne en consejo, en una mesa redonda, junto a once caballeros o ministros. Los seis duques y cinco ministros más, de libre designación.
«¿Libre designación? Cada monarca ha de nombrar cinco vasallos fieles de su propio ducado» pensé en aquel momento. Nada más lejos de la realidad:
Cada monarca hace sus nombramientos según las áreas que considere prioritarias, pero los liderazgos en dichas áreas ya están definidos por siglos de tradición. 

Esas áreas no conocen de fronteras internas, son transversales a todo el reino, son monarquías paralelas a la monarquía gubernamental y, así como en ésta, varias familias conviven y compiten por la supremacía.

__
*Ésta fue la séptima nación a la que llegamos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s