Categorías
A07-Nativos m02 Cambios de gobierno Viaje

Acuerdos calificados (#045)

[Microrrelato (347p.) de la Parte II de El viaje]
-De los cambios fundamentales entre nativos, incluyendo al soberano-

De repente la tensión política se incrementó.
Se empezó a discutir sobre cambiar al emperador, algo muy poco común.
El cargo es vitalicio y hereditario, al menos que dos tercios de los feudos decida algo distinto, desde declarar incapacidad del emperador, removiéndolo del cargo, hasta ampliar o restringir lo que se considera familia real, cambiando la línea sucesoria.

La mayoría de las señorías estaban de acuerdo pero no alcanzaban los dos tercios. A mí me pareció exagerado exigir tan abrumadora mayoría, y así se lo comenté a uno de nuestros anfitriones: Me explicó que en ese caso ven preferible la estabilidad de un mal gobernante que la indecisión de la voluntad de una mayoría simple, mayoría que en cualquier momento se vuelve en contra.
A fin de cuentas el emperador es sólo un funcionario incómodo que da algo de mala imagen internacional. No tiene tanto poder como para ser un problema real.

Dicha discusión se desarrolló en el seno de un congreso anual que reúne a las señorías de todos los feudos.
Por lo general en dicho congreso sólo se plantean asuntos técnicos, problemas comunes, y se coordinan posibles soluciones entre feudos específicos (si un acuerdo involucra a dos tercios o más, pasa a ser ley imperial).
Pero el congreso de ese año había sido retrasado en un intento por reunir la susodicha mayoría calificada y poder producir cambios en la jefatura imperial.

El papel de emperador es cada vez más simbólico pero quien lo ejercía en ese momento quería devolverle al cargo sus supuestas glorias de antaño y para ello necesitaba deshacerse de docenas, o quizá cientos, de tratados firmados entre las señorías durante siglos.
Cabe destacar que ni siquiera en sus mejores tiempos el emperador tuvo poder ejecutivo, nunca tuvo ejército a su disposición, por ejmplo, sólo comandaba las tropas que las señorías cedían (por un tiempo predeterminado).

Por ello el plan del emperador parecía ser a largo plazo e involucrar a varios de los familiares de la línea sucesoria: Necesitaba cambiar las tradiciones, la idiosincrasia de la nación.
Por ello las señorías concertaron la forma de agregar sucesores menos ambiciosos, tal vez con rencores personales.

_
*Nota: Éste es el segundo escrito sobre los nativos, perteneciente a la Parte II del viaje, que desde hace mucho dejé iniciado.
En los siguientes escritos continuaré recapitulando lo que he dejado más tiempo descuidado de la misma sección (aunque aún no he terminado la Parte I). En específico será sobre los prolíficos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s