Categorías
A02-Prolíficos m11 Periodos de gobierno Viaje

Autoridades temporales (#071)

[Microficción (357p.) parte de El viaje]
-De un sistema con periodos de gobierno limitados y sucesiones predecibles-

En todas las naciones de prolíficos los mandatos son vitalicios menos en ésta.
Surgió de la primera ciudad, de las 23 firmantes, que se retiró de la Unión (luego harían lo propio tres más). Nunca aceptaron el cambio en la distribución de poder, decían que como pueblo habían perdido autonomía, quedando en manos indolentes, que los cargos vitalicios siempre habían sido un problema, que sólo funcionaban cuando había gran arraigo de los funcionarios (cuando estos tenían muchos nietos, mucho que perder).
Y en la federación es peor aún, dicen: Los cargos son más que vitalicios pues cualquiera puede llegar a establecer quién será su sucesor, extendiendo sus ideas políticas incluso más allá de la muerte.

Cuentan que quienes estaban más inconformes eran las élites (las abuelas), y que cada vez lo estuvieron más ante el aumento constante del número de miembros de la unión, ante la pérdida acelerada de influencia en un sistema federado que daba igual poder a cada uno de sus miembros.
La entrada a la unión de once nuevos miembros (para un total de 48 en aquel momento), los impulsó a realizar una gran consulta autonomista. Fue una consulta aviacrática, donde votaron quienes tenían tres nietos o más, y que sirvió para redefinir el sistema de gobierno, haciéndolo mucho más predecible y estable, con periodos de mando bien estructurados, inmutables al corto plazo.

Hoy en día cada tres años los abuelos (de tres o más) eligen una autoridad contralora, eligen un representante de los intereses del pueblo, encargado de controlar las actuaciones de la autoridad rectora, cuyo mando dura un máximo de tres años.
Cuando acaba el periodo de la (autoridad) rectora, la contralora pasa a sucederle, haciendo necesario que los abuelos elijan una nueva contralora. Así, cada autoridad tiene un mandato de seis años, tres años en cada cargo, al quedar electa o reelecta.
Ello garantiza que nunca haya vacío de poder, que nunca haya duda de quién está al mando y de quién le sucederá.

Esos dos cargos son la base de un robusto sistema de contrapesos que se hizo necesario al no poder elegirse familias con suficiente arraigo en la nación, familias capaces garantizar la justeza de las decisiones.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s