Categorías
A09-Dictadores m06 Leyenda o historia Viaje

Acuerdos estabilizadores

[Microrrelato (441p.) de la Parte III de El viaje]
-De cómo los dictadores lograron perdurar y expandirse-

En la antigüedad habían constantes guerras y tiranicidios, no existía un proceso a seguir para hallar sucesores, la sociedad actuaba por instinto: Si un mandatario permanecía demasiado tiempo en el poder se iba diluyendo su liderazgo, iniciaban las protestas callejeras, se producían alzamientos militares, iba aumentando la tensión hasta que se daba un cambio de régimen.
En ocasiones el mandamás accedía a renunciar y nombraba un sucesor pero la paciencia solía ser aún menor con este último a menos que marcara una distancia notable con su predecesor. La mayor paz y estabilidad se daba cuando el dictador era escogido por algún tipo de asamblea, pero no era muy usual.

Cuenta la leyenda que todo cambió con la llegada al poder de una dictadora visionaria que convocó a los jefes de provincia con quienes acordó el sistema sucesorio que se fue convirtiendo en una estructura poderosa, que dio forma a la nación.
Además se acordó canalizar el poder blando que la sociedad solía ejercer por instinto, con protestas y disturbios, estableciendo un sistema judicial independiente pero débil.
Dichos acuerdos debían ser renovados por cada nuevo mandamás electo y por quienes estuvieran en la posibilidad de sucederle (forzados por el primero). Así, y aunque ello dependía en cada ocasión del capricho del gobernante de turno, la tradición se fue imponiendo poco a poco.

Lo que no contempló el acuerdo fue un mecanismo para resolver problemas estructurales, problemas que requirieran más de unos años de trabajo. Los dictadores al ser electos por un solo decenio no se preocupaban por atajar dichos problemas y menos aún si ello debilitaba su poder inmediato.
Por tal motivo, por ejemplo, ningún gobernante se ocupó de construir infraestructura de envergadura para atender a una población que crecía de manera exponencial. La única medida que tomaron algunos fue alentar la migración y disminuir la carga sobre la producción de bienes y servicios. Los más minuciosos incluso llegaron a ofrecer recursos a las universidades y otras instituciones académicas para que guiaran a buen puerto dicha migración, para que pudiera subsistir y prosperar, para que no generara conflictos con habitantes locales.

De allí surgieron asentamientos que fueron las semillas de las otras naciones que conforman la armonía actual, asentamientos que adaptaron sus costumbres a nuevos entornos. La mayoría de ellos se fueron confederando por protección mutua pero manteniendo cada cual su autonomía en la mayoría de las decisiones. Otros tantos, por el contrario, se lograron amalgamar por medio de sistemas de gobierno cuyo cargo máximo lo ejerce un líder de unidad nacional.

Todo ello siempre siguiendo el mismo principio fundamental, siempre con gobiernos con poder absoluto pero con fecha de caducidad.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s