Categorías
A02-Prolíficos m13 Ajuste de representis Viaje

Coordinadoras políticas

[Microrrelato (497p.) de la Parte III de El viaje]
-De  cómo se alcanzó una integración efectiva entre prolíficos

A pesar del histórico distanciamiento político de esta nación y la Unión es inevitable que tengan muchos lazos en común, sobre todo por la amplia y permeable frontera que comparten.
Los sistemas políticos de las dos naciones son muy distintos pero igual están sincronizados casi a la perfección por medio de las Figuras Coordinadoras, las cuales son capaces de tomar decisiones eficaces y oportunas, marcando el rumbo y el ritmo de desarrollo.

Todo inició cuando la ciudad autónoma más importante de una región, recién separada de una nación más grande (la Unión), convidó a otras cinco urbes a elegir una figura pública que coordinara y representara sus intereses comerciales conjuntos. (Esas ciudades tenían un mismo tipo de sistema político, con elecciones aviacráticas, por lo que no tardaron en unirse en una sola nación.)
Para evitar el regionalismo, cada comité de ciudad podía postular a dos personalidades destacadas pero sus miembros sólo podían votar las candidaturas de las otras ciudades. Ello se mantiene aún hoy con un añadido: La candidatura a apoyar debe ser de ciudades distintas a las favorecidas por el mismo comité en los tres últimos comicios; los demás nombres no aparecen como opciones. En una segunda ronda se puede votar por cualquiera de las tres más apoyadas sin importar su origen.

Tal figura fue tan efectiva (en comparación a otras instancias) que las naciones vecinas no tardaron en adoptarla en las zonas limítrofes, en especial la Unión por sus engorrosos órganos federales. La elección de la coordinadora se hacía en conjunto, así como ahora, pero en sus inicios sólo servía como asesora especializada en asuntos comerciales para las autoridades correspondientes, al menos en el papel. En la práctica todas sus sugerencias eran aceptadas y asumidas a ojos cerrados al ser fruto de largas negociaciones multilaterales.

A medida que aumentó el número de ciudades participantes, y el apoyo popular, aumentaron las atribuciones de la coordinadora. Además de los asuntos comerciales empezó a hacer sugerencias, y a tomar decisiones, respecto a crisis migratorias y administración de justicia.
En algún momento hubo un breve conflicto: Las autoridades locales empezaron a censurar muchas de las decisiones de la coordinadora, ésta había adquirido demasiado poder, por lo que se hacía necesario dividir el cargo. Pensaron realizar varias votaciones pero ello sería dificultoso. Decidieron que los votos de la misma elección serían contados usando distintos “factores peso”.
Por ejemplo: Los asuntos migratorios debían ser tratados por la coordinadora más votada por las ciudades que se vieran más afectadas, pero tomando en cuenta la opinión de todas las demás, por lo que el número de votos de cada ciudad por cada candidatura se multiplica por un índice migratorio, que va desde 1,00 para la que menos migración tenga (sea positiva o negativa) hasta 2,00 para la que más.

Así ha sido desde entonces, cada vez en más ámbitos hasta llegar a asuntos de educación y sanidad cuando las votaciones se hicieron ley en todas las ciudades de la Unión.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s