Categorías
A07-Nativos m13 Ajuste de representis Viaje

La federación más flexible

[Escrito mínimo (419p.) de la Parte IV de El viaje]
-De cómo los nativos ajustan su representación legislativa-

Se acercaba la fecha de las elecciones parciales del parlamento imperial y se esperaba un cambio en el punto de equilibrio interno del mismo.

La segunda provincia más grande había decidido asumir una postura más agresiva con relación a sus pares.
Esta nación está compuesta por cinco entidades disímiles (dos provincias mayores, dos menores y una megaciudad, que es la capital), disímiles tanto en número de feudos como en población e idiosincrasia, por lo que constituyeron una federación flexible para que cada cual esté representada según sus propios deseos, necesidades y posibilidades.
Cada año hay elecciones legislativas en una de las cinco entidades, se alternan las más grandes con las más pequeñas (siguiendo la secuencia 1-3-5-2-4-1).

Pero antes se reúnen las señorías de los feudos que la integran para decidir cuántos diputados elegirán, para decidir si desean pagar más por una mayor representación en el parlamento o si desean disminuir su gasto público y con ello el número de sus representantes.
En esa nación las provincias y el distrito capital tienen derecho a tener tantos diputados en el parlamento como el que más tenga, debiendo simplemente contribuir con el presupuesto en la misma medida. Y a la vez tienen derecho de contribuir tan poco con el gasto público como el que menos, siendo necesario simplemente que sacrifique su representación en el parlamento en la misma medida.
Tales extremos sólo sirven como referencia teórica, ninguna entidad nunca ha variado demasiado su postura. Siempre hay algún feudo que lo impide.

Los ajustes reivindicativos, como el esperado en esa época, no suelen ser abruptos ni inmediatos pero sí recurrentes pues la provincia más grande tiene la tendencia natural a imponerse (tiene más feudos y población que la segunda y tercera sumadas) y más aún al contar con el apoyo casi incondicional de la más pequeña y del distrito capital.
Si bien tales decisiones se toman por mayoría de las señorías, en cada feudo la opinión pública se expresa de manera particular, según sea de tendencia liberal o conservadora. Y después de tomada dicha decisión, definido el número de representantes a elegir y el plan de gastos quinquenal, se inicia el periodo de postulaciones y una campaña electoral donde el discurso se suele tornar agrio.

Con todo y eso, las entidades acostumbran actuar en armonía. La opinión pública es transversal y se va ajustando a lo ancho de la nación a la sombra de cada elección legislativa parcial.
El lenguaje fuerte es sólo un recurso retórico para aumentar o disminuir los fondos públicos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s