Categorías
A10-Presidentes m10 Partidos políticos Viaje

Control vicepresidencial

[Escrito mínimo (449p.) de la Parte IV de El viaje]
-De cómo una federación de presidentes regula al poder central

El sistema promueve la formación de coaliciones políticas por el método de elección de las vicepresidencias y el poder que se les otorga.

Después de quedar electo el presidente, si no hay un acuerdo exitoso, éste ha de postular a cinco candidatos a las (tres) vicepresidencias de entre los once candidatos que hayan recibido más votos electorales o todos aquellos que hayan obtenido al menos 3% de los mismos.

Los vicepresidentes (VP) tienen el poder de vetar decretos o leyes presidenciales. Tienen hasta diez vetos repartidos según el número de votos electorales obtenidos por cada quien en una única votación, con lo que un candidato con 34% de los votos tendrá 3 vetos. Los vetos se renuevan una vez que se han ejecutado la mitad del total posible, es decir: cinco.
Parte del poder de veto se pierde cuando hay dispersión de votos. Por ejemplo: si se reparten de forma pareja en torno al 20% para cada uno de los cinco candidatos postulados por el presidente, cada VP tendrá sólo dos vetos, con lo que se vuelve poco probable que se lleguen a renovar los mismos.
Así, el presidente sólo necesita de aliado a un vicepresidente para neutralizar parcialmente a los otros dos.

Se podría suponer que los partidos políticos suelen postular varios candidatos pero la ciudadanía lo ve con malos ojos, por el contrario prefiere presionar a la clase política con electores que hagan votaciones cruzadas. Los ciudadanos casi nunca apoyan a suficientes electores de un mismo partido como para que puedan nominar a sus candidatos con facilidad y una de las condicionantes a los electores independientes suele ser que, en la votación al VP, promuevan alianzas minoritarias que hagan efectiva la mayor cantidad de vetos posible.
Sólo en contadas ocasiones un partido ha tenido tanta popularidad para estar seguro de alcanzar la votación necesaria para su candidato principal y para un vicepresidente. En esos casos parte de los electores afiliados al partido se enfocan en respaldar al candidato propio a la vicepresidencia, a sabiendas que muchos independientes se comprometieron con la ciudadanía a apoyar a su candidato principal.

Son usuales las coaliciones. Los partidos grandes buscan afianzarse con agrupaciones más pequeñas a las que ofrecen la posibilidad de obtener una vicepresidencia. Muchos de esos partidos pequeños y monotemáticos nacen de los principales pero por ley son autónomos tanto en sus finanzas como en sus procesos internos, con lo que las alianzas son más por afinidad ideológica que por dependencia estructural.
A pesar del poco control  que tendrán sobre los partidos pequeños, los más grandes suelen promover su formación. No sólo afianzan sus posturas si gana un candidato propio sino que también se abre la posibilidad de hacer alianzas menores si gana algún partido rival.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s