Categorías
A13-Votantes m03 Crianza y educación Viaje

La formación de votantes

[Escrito mínimo (487p.) de la Parte IV de El viaje]
-De lo primordial en la dirección de la educación entre votantes-

El hábito del voto debe inculcarse desde la más tierna edad.
Entre ellos se da de forma natural, hay múltiples juegos infantiles donde se votan las decisiones comunes, pero además tienen la potestad de participar en el desarrollo e implementación de ciertas directrices educativas, desde los más pequeños en sus guarderías que, por ejemplo, pueden elegir cuáles cuentos quieren que se les lea o dar su opinión sobre qué tipo de merienda prefieren.
Múltiples decisiones mínimas que parecen intrascendentes y que requieren un esfuerzo extra de los educadores pero que hacen que votar se vuelva costumbre, que se vuelva casi una necesidad.

La primera votación pública oficial en la que pueden participar es en las elecciones distritales, a los trece años de edad.
Después, para votar en cada una de las elecciones gubernamentales, tienen que haber votado en dos ocasiones en las del nivel de gobierno inmediatamente inferior. Sólo son libres de participar cuándo y cómo quieran al cumplir los 23 años.
En el caso de las consultas populares, que son las votaciones más comunes, «los ciudadanos habilitados serán aquellos que hayan participado en la elección de la instancia que la haya convocado.»

Como parte de la formación ciudadana de los estudiantes se suelen hacer debates sobre cada votación que se convoca.
Debaten sobre las políticas educativas locales y nacionales, aunque son sólo los padres y representantes quienes pueden participar en las votaciones respectivas:
Estos últimos, además de ser convocados a consultas de todo tipo en torno al sistema educativo, eligen al inicio de cada año escolar a múltiples coordinadores de entre candidaturas nacionales, provinciales y municipales, con lo que en una simple votación se decide no sólo quiénes estarán a cargo sino también cuál nivel de gobierno influirá más en cada localidad.

La administración educativa tiene una estructura fuertemente directiva y autónoma.
En cada distrito hay una coordinación con siete miembros que toman las decisiones según las directrices dictadas por los directorios municipales, provinciales o nacionales según sea el caso, pues en dichos directorios recae la mayor parte del poder.
La presidencia de la nación, por ejemplo, no tiene mayor poder sobre la educación, los decretos que emite al respecto pueden ser censurados en los directorios con sólo una mayoría simple.
Son habituales las disputas judiciales entorno al alcance de leyes y decretos.

Categorías
A12-Técnicos m03 Crianza y educación Viaje

Para diversificar el saber

[Microcuento (371p.) de la Parte IV de El viaje]
-De cómo generar una sociedad creativa e innovadora-

Entre técnicos la especialización empieza desde la primera infancia.
Siempre se imparte una enseñanza básica con unos lineamientos mínimos pero el enfoque y la metodología pueden ser radicalmente distintos.

No hay un programa educativo único, ni siquiera a nivel municipal. Sólo en ocasiones hay programas distritales, pero suelen variar de manera constante ante el deseo de los padres de que sus hijos se diferencien de las generaciones anteriores.
En la mayoría de los casos los lineamientos educativos surgen de las universidades, de lo que requieren aquellas instituciones mejor valoradas por los padres en los aspectos que fijan como prioritarios.

Tal sistema produce grandes diferencias en la formación básica de los bachilleres a lo largo de cada distrito y de cada provincia.
A mayor diversidad en la formación de la población, mayor probabilidad de que surjan innovaciones destacables: Problemas específicos son vistos desde distintas ópticas y analizados con distintos métodos, además de que las interacciones entre personas con mentes disimiles son mucho más fructíferas al estructurar pensamientos ortogonales, sin contar que simplemente abarcan un mayor rango de conocimientos y percepciones.
Incluso existe la costumbre de que miembros de la misma familia (hermanos y primos) sean educados de manera diversa. Se escoge al azar, pues no se sabe qué será lo adecuado para dos décadas después, sólo se dejan influir por la escogencia de las generaciones previas.

Lo que más me sorprendió es que llevan estadísticas de todo.
El éxito de cada profesor se mide según el éxito promedio de los alumnos que pasaron por sus cursos, ponderados por el nivel de exposición, por el número de horas de clases recibidas por cada cual.
Además se llevan las estadísticas de la capacidad evaluativa de los docentes: La calificación final de los alumnos debe medir la probabilidad de éxito del mismo al aplicar lo aprendido en el curso. Los profesores mejor pagados son aquellos que saben estimar tal probabilidad con precisión y/o exactitud.

Según el desempeño de cada alumno en cada asignatura, en un modelo dado, ha de tomar otras tantas asignaturas que ayuden a acentuar sus capacidades, a descubrir sus potencialidades.
Si un alumno no encuentra en qué destacar es culpa del sistema, de su tutor académico, de sus padres.

Categorías
A11-Militantes m03 Crianza y educación Viaje

Una educación partidista

[Microcuento (397p.) de la Parte III de El viaje]
-De cómo los militantes tratan la educación de sus hijos-

En un partido querían reformar su programa educativo.
Estaban en las fases iniciales, consultando y explorando las opiniones de la militancia, así que me di a la tarea de indagar un poco.

Todo empezó con un conjunto de madres y padres exigiendo mayores derechos para sus hijos dentro del partido.
En esta nación la mayor parte de la educación básica se da por medio de dichas organizaciones políticas. En la gran mayoría de los casos la tendencia política de los progenitores es heredada por los hijos, surgiendo excepciones cuando los padres pertenecen a distintos partidos o, peor aún, a organizaciones con tendencias diametralmente opuestas.
Ese fue el origen de la reforma en este caso.

Ningún partido, en la actualidad, se opone a que sus militantes contraigan matrimonio con personas no pertenecientes al mismo.
Cada cual tiene políticas específicas al respecto, en especial en lo concerniente a la educación de los frutos de dichos matrimonios. Van desde contemplar que la pareja debe establecer (antes de casarse) dónde se formaran sus hijos, hasta acordar con otros partidos la dirección de lo que llaman escuelas libres, libres de ideología o doctrinas oficiales, pero estos acuerdos sólo se dan entre moderados.
En todo caso, incluso si los padres son copartidarios, cada vástago debe decidir por sí mismo a cuál partido pertenecerá al cumplir 19 años. El último año de formación básica se da en lo que llaman escuelas de debates. Allí cada quien prueba sus convicciones en todos los aspectos.
Cualquier asunto es discutible, aunque el mismo sea técnico o incluso el fundamento de una ciencia básica.

Está previsto que el proceso de reforma sea largo.
La última palabra la tendrán los militantes que tengan hijos en edad escolar, quienes deberán escoger entre las opciones aprobadas por la militancia en su conjunto.
Es un equilibrio delicado mantener los principios doctrinales respetando los derechos de los niños y sus padres. Todo ello evitando alentar los matrimonios fuera del partido y la educación en escuelas libres, lo cual iría socavando la estructura de la organización no sólo en su ideología, sino también en su sostenibilidad financiera.

Se podría pensar que los hijos de militantes de partidos diferentes son unos parias pero no. Son vistos, más bien, como potenciales mediadores al ser capaces de convivir, apreciar y amar a personas con creencias políticas totalmente opuestas.
Por ejemplo son potenciales jueces y magistrados.

Categorías
A10-Presidentes m03 Crianza y educación Viaje

Gran reforma educativa

[Microrrelato (371p.) de la Parte III de El viaje]
-De cómo se construyó un cambio desde la base-

Los aspectos en los que más presidentes han influido a lo largo de la historia de manera directa son la educación y la justicia. Tal vez porque la elección popular hace ver y sentir al mandatario como referente moral.

Con cada dos o tres generaciones hay una gran reforma educativa para adaptar el sistema a los nuevos tiempos. La última reforma la hizo un presidente que se postuló al cargo con tal cometido. Era su principal promesa de campaña. Se postuló a la presidencia de la nación siendo presidente de uno de los colegios de educadores más grandes, con lo que al llegar a la presidencia también asumió la cartera de educación…
No es algo muy común que una misma persona asuma dos presidencias en ningún ámbito, se intuye que podría descuidar muchas de sus responsabilidades, pero en este caso se argumentó que era parte de un plan estratégico.

Desde joven supo ocupar varios cargos: En su niñez y adolescencia fue presidente de curso por varios trimestres y, a la vez, fue presidente de la promoción, ratificado año tras año.
Cada salón de clase elige un presidente y un contralor por trimestre. El primero se encarga de coordinar y negociar las fechas de las evaluaciones (para que no coincidan con otras cátedras), el segundo certifica la información presentada por el primero y lo suple de ser necesario. Cada promoción también tiene un presidente para coordinar las actividades conjuntas de todos los salones, incluyendo reuniones con otras unidades educativas. Desde allí ayudó a organizar protestas y firmó proclamas que tuvieron gran soporte entre los suyos pero también participó en la redacción de acuerdos que permitieron satisfacer, en parte, a todos.
Desde joven se entrenó para entender las diferentes posturas en el sector, para recabar la esencia de las quejas generales y sus incongruencias.

Tal vez esa experiencia con las estructuras bases le permitió entender mejor los reclamos y necesidades en su ascenso al poder, tomar ideas de la vida cotidiana del pueblo, además de consolidar nuevos paradigmas. Necesitaba que la reforma fuera apoyada por los electores de los futuros presidentes, que no fuera derogada.
Cualquier presidente puede hacer una reforma pero muy pocos logran que se mantenga en el tiempo.

Categorías
A09-Dictadores m03 Crianza y educación Viaje

Consejos para el éxito

[Microficción (359p.) de la Parte II de El viaje]
-De la importancia de hacer propuestas entre dictadores-

Nos invitaron a la inauguración del año escolar en uno de los internados más prestigiosos de aquella nación.
La disciplina y el orden prevalecían en todo el lugar, en todo momento. Se podía sentir la tensión, el celo que ponían los presentes (la mayoría de entre 7 y 17 años) en cada movimiento que hacían, sobre todo durante el discurso inaugural.

El acto estuvo presidido por la directora de la escuela. Aunque tenía porte autoritario, su discurso fue más bien cálido, en tono de consejo compasivo, de confidencia.
En especial fue reiterativa en una idea: El principal rol de un dictador no es mandar sino proponer; Generar buenas propuestas y comunicarlas con efectividad es lo único que puede llevar al éxito; Después que se tiene el poder, gracias a lo propuesto, mandar es sólo un gaje más del oficio, el cual no debe ser una distracción: Siempre se debe tener algo que proponer, siempre se debe tener un camino por el cual avanzar.

La directora hablaba por experiencia propia, está entre quienes han ocupado el cargo por más tiempo. Lo cual no es poca cosa dada la evaluación continua y el prestigio de la institución, dado el poder que muchos de sus egresados han alcanzado y la exigencia constante de los padres para que continúe tal tendencia.

Acababa de ser ratificada en el cargo. Primero tuvo que lograr la aprobación de los padres y tutores al rendir cuentas, cada cual evaluó su desempeño del 0 al 5 en diversos aspectos (al igual que evaluaron a cada profesor con que se relacionaron).
Luego tuvo que presentar, junto a su equipo, las propuestas correspondientes a los objetivos fijados por los padres y tutores en la asamblea anual. De los miembros de esa asamblea cada décima parte puede fijar hasta tres objetivos, los cuales serán priorizados por los padres y tutores (cada quien puede apoyar hasta cinco de las opciones).

Las propuestas (de al menos tres candidatos) para los diez objetivos prioritarios son presentadas a la asamblea de docentes. Cada docente las evalúa (del 0 al 5) y se hace el recuento agrupando los votos por lustros de antigüedad.
Todas las votaciones son secretas por el bien de la institución, para evitar manipulación y represalias de quien quede electo para el cargo.
Más de una vez la directora, que en ese momento me pareció tan cándida, había intentado hacer lo propio.

_
*Nota: La invitación fue porque yo tomaría algunos cursos con uno de los profesores del internado. (Éste es el tercer escrito sobre la nación de dictadores más tradicionalista.)

Categorías
A08-Parleros m03 Crianza y educación Viaje

Proyectos estudiantiles (#065)

[Microficción (391p.) de la Parte II de El viaje]
-De cómo los parleros enseñan a participar en política-

La educación sigue lineamientos generales bastante amplios. En cada asamblea escolar (no se puede esperar otra cosa) es donde docentes y padres definen los cursos a ser dictados.
La gran mayoría de las escuelas son pequeñas para evitar que haya retrasos por intentar complacer a todos los padres.

Los cursos más dinámicos son los estructurados con debates.
En especial llamó mi atención un curso en el que los estudiantes redactan proyectos de acuerdos para que sean puestos a consideración del cabildo.
No sólo como un ejercicio instructivo: dichos proyectos pueden ser aprobados incluso a nivel nacional.

Todo ciudadano tiene derecho a presentar proyectos, de hecho es la única forma de iniciar el proceso legislativo. Se priorizan aquellos de proponentes noveles y de quienes más tiempo tengan sin ejercer tal derecho.
Los estudiantes simulan como presentarían el proyecto ante el cabildo local y diseñan una estrategia adecuada, que incluya las mejoras alianzas.

El autor tiene derecho a que su proyecto sea expuesto ante dicha asamblea, después una minoría sencilla (10% de los miembros activos de la comunidad) deberá promover su primera discusión.
Todo ciudadano que haya hecho uso de palabra en alguna de las pasadas 61 sesiones puede promover una primera discusión, pero si no llega a segunda discusión (por el apoyo de una minoría base) deberá esperar 29 días para promover otro proyecto.
En la segunda discusión los parlamentarios plantean posibles modificaciones y en la tercera el proponente inicial presenta los cambios que tuvo a bien hacer y el proyecto es votado.

Es un proceso largo y tedioso por lo que los mejores proyectos estudiantiles reciben financiamiento estatal. En especial si la propuesta alcanza el ámbito nacional.
En dicho caso un tercio del cabildo debe apoyarla para que pueda ser presentada en el parlamento, en donde deberá ser promovida por un minoría sencilla de los votos representados para después ser respaldada por una minoría base de manera análoga al proceso en los cabildos. Incluyendo las restricciones necesarias para evitar que se congestione el sistema, por lo que los estudiantes deben escoger a un político de carrera o cabildero para que defienda su propuesta.

Lo que diferencia a los políticos del resto de la ciudadanía, es su capacidad para que los proyectos que apoya lleguen a segunda discusión en cada instancia y para hacer que otros ciudadanos menos participativos hagan propuestas en torno a sus intereses.

Categorías
A07-Nativos m03 Crianza y educación Viaje

Intercambio de visiones (#052)

[Microrrelato (337p.) de la Parte II de El viaje]
-Del mecanismo más efectivo para fomento de la unidad de un imperio

En cada feudo la educación es diferente y cambia según el gusto de la señoría que llegue al poder.
Sólo hay dos principios generales en los acuerdos imperiales: Todos los niños deben recibir una instrucción primaria y es obligatorio el fomento de la unidad del imperio por medio de programas conjuntos.

En la mayoría de los feudos la educación refuerza los roles que se espera que cada quien desempeñe en la sociedad y en el seno de sus familias, el papel que se considere natural.
Los cursos están estructurados en forma de proyectos donde se deben alcanzar objetivos específicos, y que van desde infantes organizando a qué se va a jugar hasta adolescentes resolviendo problemas matemáticos complejos (donde el líder asigna tareas específicas según las capacidades que ve en cada quien) o componiendo ensayos históricos o literarios con prolongados debates debidamente moderados.
En dichos debates son esenciales los alumnos de intercambio, provenientes de otros feudos, que amplían el horizonte dando una visión diferente a la local.

En las naciones de nativos, y sobre todo en esta, hay un vasto sistema de intercambio escolar (para jóvenes de 14 a 18 años), es la principal herramienta para fomentar la unidad de los imperios.
En esta nación en particular es obligatorio que, al menos, 20% de los alumnos de cada aula sea de feudos distintos y que cada institución educativa vaya alternando la procedencia de los estudiantes que recibe, manteniendo una cantidad similar de cada feudo a lo largo del tiempo, sin importar el tamaño, población o poderío del mismo.

Al enterarme de tales disposiciones creí que serían letra muerta, sabiendo cómo son los nativos, pero ya la ley se ha vuelto costumbre, ya es parte de la sociedad a tal punto que desde hace mucho en las universidades hay más estudiantes foráneos que locales sin que ningún programa lo imponga, ni mucho menos financie.
Aunque, cabe destacar, a la larga cada quien vuelve a su comunidad pues fuera de ella no se es nadie, pues allí ser nativo es lo fundamental para ser considerado como ciudadano.

_
*Nota: Éste es el tercer escrito de la nación de los nativos, y con él entré de lleno en la Parte II de este hipertexto.
Hablando de debates, a continuación pasaré a otra nación primaria, y tradicionalista, una nación donde tienen por debatir la razón de vivir.

Categorías
A06-Mercaderes m03 Crianza y educación Viaje

Financiación educativa (#042)

[Microrrelato (353p.)  de la Parte I de El viaje]
-De cómo se fomenta la competitividad en la formación inicial y superior-

Fuimos a visitar a una de las mejores maestras de la nación y, por extensión, una de sus personalidades más prestigiosas.
Es experta en finanzas. Enseña, a niños de todas las edades, desde precios de equilibrio hasta elasticidad de demanda y de oferta, pasando por costo de oportunidad y externalidades.

Antes de ir a visitarla, mis padres me comentaron que allí la educación básica es gratuita pero no pública: El estado da bonos, que sólo pueden ser gastados en servicios educativos, para que los padres decidan cuál de estos usar, para que decidan cómo desean que sus hijos sean formados.
En particular, la amiga de mis padres ofrece tres modalidades: directa, presencial y delegada; con lo que cubre toda la gama de posibles beneficiarios
La modalidad más básica, y barata, está regida por un contrato mínimo estándar con el visto bueno de una mayoría calificada del consejo ejecutivo. (No es una ley, es el contrato mínimo aconsejado a los ciudadanos.)
Obtiene sus mayores ingresos como consejera, los obtiene de su capacidad para ver el potencial de sus alumnos, de sentar las bases para una productiva carrera profesional. En los contratos establece que los estudiantes pagarán una proporción ínfima (menos del 0,1%) de lo que declaren fisco por el resto de sus vidas.

La educación superior funciona bajo un principio similar pero financiado por el sector privado.
Las empresas reclutan a los estudiantes aptos y financian su formación en las áreas específicas que necesitan (¿quién mejor para ello?), pudiendo hacerse traspasos de los empleados entre empresas siguiendo las clausulas correspondientes, que van desde mantener la residencia en una ciudad en específico hasta el aumento del salario en una proporción determina con cada traspaso.

Hay fondos benéficos que reparten becas con la única condición de recibir una fracción (no más de 7%) de los ingresos brutos generados por trabajar en áreas relacionadas durante un tiempo determinado (no más de quince años).
En aquel momento me llamaron la atención los fondos dedicados al arte: Los pocos artistas que logran vivir de sus obras, y hacer fortuna, son los que financian los primeros años de los noveles.
_
*Nota: Éste fue el tercer escrito relacionado con los mecaderes. Los modelos educativos que menciono pueden ser distorcionados con facilidad, en especial por alguno de los tiranos de la decimoquinta nación que visitamos y que describiré en la Parte ii de estos escritos.

Categorías
A05-Monarcas m03 Crianza y educación Viaje

De abuelos a nietos

[Microrrelato (279 p.) parte de El viaje]
– De la influencia familiar en la formación inicial de los monarcas –

Antes de encontrarnos con la Reina Madre, nos asesoraron en protocolo y urbanidad. Aproveché para preguntar el tipo de educación que se daba por aquellas tierras:

La mayor parte de la formación entre monarcas se hace en casa.
Hay escuelas encargadas de la instrucción básica, técnica: leer y escribir, sumar y multiplicar; pero la moral, la ética y la filosofía corresponde a la familia, así como el desarrollo de las habilidades relacionadas con la vocación heredada.
En especial los abuelos se encargan de la educación de sus nietos (mientras los padres trabajan).

Es común que un monarca delegue muchas de sus funciones más trabajosas en el vástago que primero le hubiese dado un nieto(a) para así poder dedicarse a la formación de toda la progenie, conservando sólo las labores más significativas y ejemplarizantes.
Entre los abuelos de familias relacionadas se suelen formar consejos educativos habiendo, como siempre entre monarcas, un solo líder a cargo de cada asunto. Desde la gerencia general pedagógica del conjunto de la descendencia, hasta la supervisión de los diferentes tópicos, pasando por un encargado para cada infante en particular.
La línea de mando es clara y concisa.

Al llegar a la adultez se puede cambiar de profesión pero sólo renunciando a la mayor parte de la herencia.
De hecho se promueve el cambio y la generación de nuevos campos por medio del matrimonio entre miembros distintos ramos del saber, en especial cuando hay suficiente descendientes para continuar la tradición de los linajes involucrados.

Como curiosidad cuentan que alguna vez un sacerdote, aspirando a ser santo, insinuó que ya todas las profesiones estaban hechas por Dios, que el ideal era sólo heredarlas y perfeccionarlas. 
Fue excomulgado.

_
*Este microrrelato es la continuación de Traspaso de coronas (Cap.07)

Categorías
A04-Religiosos m03 Crianza y educación Viaje

Confirmación crucial

[Relato (363 p.) parte de El viaje]
– De cómo los fieles creyentes son guiados para elegir su rol en la sociedad

Cuando lo pensé bien me pareció atemorizante que alguien sepa tanto de mí y de mi vida. No es poca la información requerida para deducir los gustos de alguien y sus necesidades a cada momento. 
¿Y en el caso de una sociedad entera? ¿Cómo se recopila toda esa información?, me pregunté mil veces al recordar aquella época.

Todo empieza desde antes del nacimiento, desde el conocimiento pleno de los progenitores y su entorno.
No tuve que indagar mucho para entrever que la guía espiritual de cada madre asume lo propio del nuevo fiel hasta que éste confirme su vocación, al finalizar la adolescencia, y escoja a quién seguir.

Desde la más tierna infancia los niños son acostumbrados a entregar sus almas enteras a sus guías, todas sus sensaciones, todos sus pensamientos, por medio de confesiones periódicas. Nada puede quedar oculto.
Ello se da de forma directa salvo en el breve periodo de rebeldía que supone la adolescencia. Durante el cual recurren a medios indirectos: implantan modas por las que los fieles-rebeldes dan sus almas sólo por ser parte de un grupo.

Después de la «confirmación» un fiel puede cambiar de guía cuándo y cuántas veces quiera, pero con ello aumenta la incertidumbre de cuál sibila designó Dios para guiarle, alejándose cada vez más de Ella.
Por eso el proceso confirmatorio es tan importante. Por eso toda la educación de los infantes gira en torno al mismo, por ejemplo: se aprende a leer y escribir memorizando preguntas y respuestas relativas a la religión y las matemáticas se ilustran por medio de parábolas moralizantes.

Sobre todo se catequiza a quienes desean convertirse en sibilas.
Una sibila puede tener cuántas aprendices quiera pero sólo una de ellas heredará su cetro. No hay una edad preestablecida para el inicio formal de su formación. Lo usual es que se dé a partir de la confirmación pero ya desde mucho antes la sibila puede empezar a preparar a su aprendiz, dependiendo del apostolado que ha de seguir.

En especial las sibilas encargadas de mantener el orden social tienen muchas aprendices, al ser un servicio latente, que no siempre es requerido pero que cuando lo es, lo es en masa.

_
*Este microrrelato es la continuación de A cada quien su carga (del Cap.05)