Categorías
A10-Presidentes m11 Periodos de gobierno Viaje

El gran colegio electoral

[Escrito mínimo (431p.) de la Parte IV de El viaje]
-De la institución más subvalorada entre presidentes federados-

El trabajo del colegio electoral es permanente.
Su principal función es elegir al presidente de la nación, para un periodo de seis años, y a tres vicepresidentes que podrá sustituir o renovar cada dos años, pero su influencia no acaba allí.

En esta nación hay elecciones, en alguna provincia, cada pocos meses y los miembros del colegio electoral son libres de emitir sus opiniones como parte de la institución que sirve de guía del gobierno nacional.
Para un ciudadano de a pie es igual de importante el presidente de la nación que el de su provincia, los dos deben diseñar y ejecutar planes a largo plazo pero en distintos ámbitos, requiriendo para ello al menos seis años de gobierno, mientras que los electores son parte de un órgano secundario que sólo vela y opina sobre las actuaciones de los gobiernos: Para ejercer tal función no se requiere un periodo largo en el cargo, ni siquiera tiene que estar preestablecido cuánto durará. Cada provincia tiene normativas específicas al respecto siendo la limitante más importante que se debe renovar a los electores, al menos, una vez cada tres años.
El colegio electoral no tiene influencia directa sobre los gobiernos provinciales, en tanto sus presidentes son electos en votaciones populares directas y los ministros por los colegios profesionales respectivos, pero tiene cierto poder blando pues quien llega a la presidencia de una provincia también suele aspirar a hacerse del cargo nacional.

La elección dura dos semanas y media, según la ley nacional.
Cada voto electoral debe valer lo mismo en una provincia dada, cada elector debe representar el mismo número de ciudadanos de su entidad. Por eso salen de la lista de votación apenas alcanzan la representación preestablecida.
Al ser una consulta ciudadana secreta, sólo se cuentan los apoyos después de concluida la jornada por lo que es normal que haya un excedente una vez que un elector alcanza la cuota mínima. Antes de iniciar la votación, cada candidato a elector debe anunciar sus alianzas, debe anunciar a quién le cedería sus apoyos excedentes de resultar entre los ganadores.
Es una lista de tres preferidos (en orden sucesivo) de entre los candidatos que hayan obtenido más de la mitad de la cuota mínima en la votación anterior pero que no hayan alcanzado el cargo. Si uno de los tres preferidos sale de la lista de votación por cualquier motivo, el candidato deberá anunciar de inmediato un nuevo aliado, que quedará como tercer favorito.

Todas las provincias deben tener el mismo número de electores, Apenas se alcanza la cuota, se detiene la votación.

Categorías
A10-Presidentes m08 Sistema federal Viaje

Para pactar compromisos

[Escrito mínimo (439p.) de la Parte IV de El viaje]
-De cómo y por qué los presidentes usan un colegio electoral-

Fue necesario subdividir el poder para evitar grandes confrontaciones. Se crearon presidencias de provincia con gran poder pero en ámbitos muy reducidos.
Los gobiernos provinciales se encargan de la mayoría de los asuntos ejecutivos excepto de las relaciones internacionales y de la seguridad y defensa, lo cual atañe a la presidencia nacional, que además debe mantener el equilibrio entre las provincia y mediar en los asuntos internos.

Con el fin de elegir al mejor presidente nacional posible para cada provincia, se desarrolló un sistema donde se pactan compromisos en un colegio electoral, evitando así la impulsividad (o pusilanimidad) de las masas.
Los ciudadanos dan su apoyo a electores provinciales que promueven los lineamientos gobierno y principios que debe seguir y tener el futuro presidente. Algunos electores son parte de las maquinarias partidistas, sólo se dedican a promover las doctrinas de sus partidos, a los candidatos señalados. Otros electores, los que suelen definir la elección, son independientes y suelen promover temas o reformas específicas, dando su voto a aquel candidato que más avances ofrezca al respecto.
Las votaciones por el colegio electoral duran dos semanas y media (empiezan en jueves y terminan en domingo). Cada provincia es libre de fijar su propio cronograma pero las votaciones deben ser, al menos, un año antes de la convención del colegio electoral y de la elección popular de la presidencia de la provincia.

Para elegir al presidente de la nación todos los electores se reúnen y debaten junto a los candidatos por tres días. El último día, antes de las votaciones finales, los candidatos dan sus discursos de clausura y de réplica (de 23 y 7 minutos).
Antes de las jornadas de debate hay una votación inicial, o de nominación, a sobre sellado. Para ser elegible como presidente se debe tener al menos 13% de los votos de nominación y para ser vicepresidente se debe obtener al menos 3%, por lo que desde el inicio no puede haber más de 7 candidatos a la presidencia.
Justo después de las negociaciones y discursos de clausura se hace una propuesta de gobierno que debe ser aprobada por dos tercios de los electores para que sea declarado un acuerdo exitoso. Lo cual es conveniente, hay un fuerte incentivo para lograrlo: Si un elector participa en dos elecciones consecutivas en que no se declare un acuerdo exitoso, dicho elector no podrá volver a postularse al cargo por una década.

Cuando no se logra la aprobación de la propuesta de gobierno se procede a las votaciones públicas, en donde los electores deben apoyar, cada vez, a un candidato distinto hasta que alguno alcance dos tercios de los apoyos.