Categorías
A05-Monarcas m14 Migración y poblamiento Viaje

Oportunidad tangencial

[Microrrelato (403p.) de la Parte IV de El viaje]
-De uno de los motivos por los que los monarcas migran-

Al llegar a este reino vi de inmediato una gran cantidad de extranjeros haciendo trámites migratorios en una oficina especializada.
No había visto algo así en ninguna de las otras naciones de monarcas. Pensé que podía ser por la época del año, por alguna celebración, pero eso quedó descartado de inmediato: La mayoría estaba buscando quedarse de manera permanente.

Si bien no es el reino más grande sí que es el más próspero, el que tiene mayor movilidad social, pero pronto entendí que su mayor atractivo no es por un simple asunto económico, es algo más social, más sicológico.
Lo logré entrever cuando conocí a un cabildero, o lo más cercano a ese oficio que se puede ver en estas naciones. Se dedicaba a hacer gestiones y negociaciones con cierta maña para ganar la voluntad de los poderosos y acoplar intereses, sobre todo en la asamblea de representantes. Ese era su oficio aunque no era de una familia relacionada a la política.
Había migrado en búsqueda de una oportunidad y se abrió paso en dicho mundo gracias a las continuas votaciones que se realizan allí, votaciones que permiten presionar a los políticos de todos los niveles, que permiten prometer grandeza basada en buenas relaciones y contactos.
Sabía cómo hacer que sus aliados ganaran poder de voto en la Asamblea de Representantes, sabía conseguir los fondos y la información crucial para cualquier campaña.

Tal práctica llamó mi atención pero no me impresionó (al fin y al cabo era política, tal vez se daba en las otras naciones y no me di cuenta), no me impresionó, digo, hasta que me enteré de múltiples casos de individuos haciendo «gestiones» en las instancias de decisión de diversos sectores económicos y sociales, pues en todos los grupos solariegos de este reino hay votaciones frecuentes, donde se pueden mover influencias.
Lo que más me atrajo, y llevó a buscar más casos similares, es que quienes hacen dichas gestiones tienen que demostrar un alto nivel de preparación en el oficio o profesión relacionado, lo cual no es poca cosa si se considera que no pertenecen a familias que afiancen dicha preparación y que allanen el camino para perfeccionarse.

En otras palabras, quedó claro para mí que en esa nación cualquier individuo puede desarrollar una carrera, al menos de forma tangencial, en cualquier área sin necesidad de un linaje. Lo pueden hacer a base de pasión y fortaleza.
Es una tierra de oportunidades.

Categorías
A12-Técnicos m07 Sentido cívico Viaje

Principiantes perpetuos

[Microcuento (373p.) de la Parte IV de El viaje]
-De cómo los técnicos mantienen sanas alma y mente-

Nunca es bueno aislarse en un arte u oficio.
Nunca es bueno quedarse en la burbuja de lo ya sabido, ni siquiera el experto por antonomasia de un área debe hacerlo, pues siempre será mucho más lo desconocido. Así explicaría cualquier técnico la ruta a seguir para tener una vida provechosa.

Es necesario ser parte de la sociedad, poder interaccionar, comunicarse, colaborar.
No sólo por mantener alma y mente sanas sino también para mejorar en la propia especialidad, para refinar las cualidades y actitudes ya desarrolladas.
No es algo intuitivo pero todas las evidencias indican que quienes aprenden continuamente habilidades nuevas en áreas diferentes a la propia logran mejoras en sus capacidades cognitivas generales e incluso alcanzan mayores grados de entendimiento en sus áreas de experticia.

La forma más eficaz, o al menos la más tradicional, para iniciarse en nuevas actividades que reten la voluntad propia y evitar aislarse en el día a día es hacer una peregrinación, ya sea a una ciudad universitaria o a un pequeño pueblo. Hacerlo cada pocos años es casi obligatorio, es como un deber ciudadano, o al menos eso parece.
La gran mayoría de la población se deja guiar por los expertos en el tema aunque sientan que es un sacrificio ciudadano, que están invirtiendo su tiempo y energía en mantener canales de comunicación entre diversas especialidades sólo por el bien común.
Es muy difícil percibir que con ello se logra un mejor desempeño en las actividades que se realizan en el área de experticia, es casi imposible percibirlo a menos que se participe como conejillo de indias en un experimento a largo plazo.

No es necesario hacer grandes sacrificios, sólo se deben buscar nuevos intereses de forma periódica sin desear convertirse en experto, sólo se debe ser un principiante perpetuo en una actividad a la vez. Con cada nuevo inicio ocurre una pequeña remodelación en mente y alma que permite avanzar un poco más, un poco mejor.

Como es de esperarse quienes viven en grandes ciudades, y tienen a mano cientos o miles de oportunidades, son quienes menos aprovechan su entorno y sólo desarrollan a medias su potencial.

La mayoría de las grandes obras e innovaciones que han sido hitos históricos han surgido de personas o grupos en pueblos pequeños.

Categorías
A08-Parleros m10 Partidos políticos Viaje

La gran coalición perdida

[Microcuento (329p.) de la Parte III de El viaje]
-De las tendencias políticas entre parleros y de un plan en particular-

El partido político con más poder en ese momento era de tendencia liberal moderada.
Desde hacía varios años había sido parte de una sólida coalición que mantenía la mayoría en el parlamento, con lo que ya había nombrado a muchos consejeros que pronto llegarían a los cargos supremos.

Entre parleros los más conservadores abogan para que el poder absoluto repose en el parlamento, en una mayoría consolidada (de dos tercios), sin importar lo ineficiente y peligroso que ello pueda ser.
Los liberales, por su parte, buscan ampliar cada vez más los poderes ejecutivos en pro de un gobierno eficaz pero, aunque siempre estipulan un fuerte control del parlamento, no hay límite en el poder que se puede ejercer por medio del ejecutivo, no hay límite en qué tan radical puede ser un liberal.
El partido principal en aquel momento, al ser moderado, sólo parecía querer consolidar el estado de las cosas, esperando que con el tiempo la sociedad se diera cuenta de lo efectivos que son los cargos ejecutivos y se decidiera a ampliarlos.

Pero de repente se encendieron las alarmas:
Salió a la luz un acuerdo entre los partidos de la coalición gobernante que especificaba el rol de cada cual y los límites dentro de los cuales las demás partes tendrían plena disposición a coadyuvar.
Allí se especificaba que los partidos más radicales de la coalición, con la anuencia de los demás, llevarían la batuta en una serie de reformas a las leyes fundamentales que al final establecería de manera definitiva un poder ejecutivo de elección directa.
Allí se especificaba cómo pensaban afianzar su poder, cómo modificarían el parlamento, cómo engañarían a la población, cuáles artimañas usarían.

No se decía en qué momento. Tal vez el plan llevaría décadas enteras pero ello no evitó que muchos cabildos convocaran a votaciones (de redistribución en lo inmediato) y que hubiese un cambio total en la inclinación del poder de voto en el Parlamento
en menos de una semana.

Categorías
A11-Militantes m03 Crianza y educación Viaje

Una educación partidista

[Microcuento (397p.) de la Parte III de El viaje]
-De cómo los militantes tratan la educación de sus hijos-

En un partido querían reformar su programa educativo.
Estaban en las fases iniciales, consultando y explorando las opiniones de la militancia, así que me di a la tarea de indagar un poco.

Todo empezó con un conjunto de madres y padres exigiendo mayores derechos para sus hijos dentro del partido.
En esta nación la mayor parte de la educación básica se da por medio de dichas organizaciones políticas. En la gran mayoría de los casos la tendencia política de los progenitores es heredada por los hijos, surgiendo excepciones cuando los padres pertenecen a distintos partidos o, peor aún, a organizaciones con tendencias diametralmente opuestas.
Ese fue el origen de la reforma en este caso.

Ningún partido, en la actualidad, se opone a que sus militantes contraigan matrimonio con personas no pertenecientes al mismo.
Cada cual tiene políticas específicas al respecto, en especial en lo concerniente a la educación de los frutos de dichos matrimonios. Van desde contemplar que la pareja debe establecer (antes de casarse) dónde se formaran sus hijos, hasta acordar con otros partidos la dirección de lo que llaman escuelas libres, libres de ideología o doctrinas oficiales, pero estos acuerdos sólo se dan entre moderados.
En todo caso, incluso si los padres son copartidarios, cada vástago debe decidir por sí mismo a cuál partido pertenecerá al cumplir 19 años. El último año de formación básica se da en lo que llaman escuelas de debates. Allí cada quien prueba sus convicciones en todos los aspectos.
Cualquier asunto es discutible, aunque el mismo sea técnico o incluso el fundamento de una ciencia básica.

Está previsto que el proceso de reforma sea largo.
La última palabra la tendrán los militantes que tengan hijos en edad escolar, quienes deberán escoger entre las opciones aprobadas por la militancia en su conjunto.
Es un equilibrio delicado mantener los principios doctrinales respetando los derechos de los niños y sus padres. Todo ello evitando alentar los matrimonios fuera del partido y la educación en escuelas libres, lo cual iría socavando la estructura de la organización no sólo en su ideología, sino también en su sostenibilidad financiera.

Se podría pensar que los hijos de militantes de partidos diferentes son unos parias pero no. Son vistos, más bien, como potenciales mediadores al ser capaces de convivir, apreciar y amar a personas con creencias políticas totalmente opuestas.
Por ejemplo son potenciales jueces y magistrados.

Categorías
A05-Monarcas m12 Gestiones cotidianas Viaje

Las soluciones solariegas

[Microrrelato (343p.) de la Parte III de El viaje]
-De cuando los emprendimientos dependen de la tradición familiar-

Una bonita pareja decidida a hacer una vida juntos.
Los dos pertenecían a importantes familias pero de ámbitos marcadamente diferentes. No hubo conflictos pues ambas tenían varias opciones sucesorias. Lo que sí hubo fue una gran expectación: Estaba por verse cuál familia absorbería al miembro de la otra o si se formaría una nueva rama productiva.

En toda nación de monarcas hay múltiples casas solariegas para cada oficio o profesión que compiten por desarrollar e implementar las mejores soluciones para los problemas estructurales y/o cotidianos. En cada caso hay tradiciones que determinan quién se encarga de dirigir las relaciones internas entre las familias de un mismo sector.
Esas tradiciones varían ligeramente de una nación a otra. Por ejemplo en ésta se dan elecciones, donde sólo votan quienes son sostén de familia, no sólo para determinar la dirigencia, sino para asignar a la persona idónea para cada proyecto. Lo que no varía en absoluto es el aislamiento entre dichos grupos de casas solariegas: Hay grandes barreras para los individuos que quieran cambiar de oficio o profesión, la forma más aceptada es por medio de un contrato matrimonial que potencie sus capacidades en el sector deseado.

Lo ideal (para la sociedad) sería que esta bonita pareja lograra formar una nueva rama combinando los saberes de ambas familias, ello siempre implica un avance general. Pero, de hacerlo, tendrían que ser prolíficos tanto en los negocios como en la descendencia. Es la única manera de que consigan financiamiento de sus familias pues al separarse de éstas pierden sus derechos solariegos, tanto para votar como para recibir herencia.
Lo más común es que una de la partes se una a la familia de la otra, en cuyo caso sólo esa parte perderá sus derechos, será un miembro de segunda clase en su familia adoptiva. Pero ello es un sacrificio mínimo si se tienen convicciones reales.

Sólo el tiempo puede decir qué fue primero: el deseo de cambiar de oficio o el amor de pareja. Sólo el tiempo puede mostrar qué los mantiene unidos, o qué los separa.

Categorías
A10-Presidentes m07 Sentido cívico Viaje

Un director de orquesta

[Microrrelato (497p.) de la Parte III de El viaje]
-De cómo inicio un tipo de gobierno muy particular-

Uno de los presidentes más recordados después de la gran confrontación llegó al poder por mera casualidad, por lo la apatía y desinterés de los políticos tradicionales.
Lanzó su campaña por la presidencia sólo por llamar la atención sobre los asuntos que le interesaban, para poner los reflectores en la deprimida vida cultural de la nación.

Ya era una persona afamada cuando lanzó su campaña, disfrutaba de gran prestigio y dinero no le faltaba. La política no le atraía, veía su incursión en ese mundo como un sacrificio necesario para mejorar la condición general de su gremio. Tenía varias ideas y proyectos específicos; planeaba retirarse cuando algún político de carrera los asumiera y se comprometiera en público a respaldarlos. Pero ninguno lo hizo.
No fue necesario que transcurriera mucho tiempo para que se diera cuenta del desinterés de la clase política, para que rehiciera sus planes, para que pasara de sólo proponer proyectos a exponer los problemas sistémicos que veía en la sociedad, en la política, y lo expresara en términos propios de su profesión:
“El presidente, como individuo, tiene demasiado poder discrecional, tiene demasiadas atribuciones, puede intervenir en cualquier asunto aún sin estar capacitado (…) Es como si un director de orquesta, en medio de una presentación, pudiera soltar su batuta y tomar cada instrumento para tocarlo por sí mismo pensando que así mejoraría la ejecución general de la pieza (…) Pero resulta al contrario, se pierde la coherencia, se pierde la visión general necesaria para marcar un rumbo y, además, se multiplican los errores en la ejecución de dicho instrumento (…) Nadie puede ser especialista en todo, hay que respetar a los especialistas”

Al avanzar la campaña propuso un plan de gobierno de unidad nacional donde los «especialistas» se encargarían de sus respectivas áreas, donde los colegios profesionales designarían a las personas idóneas.
Su trabajo, como el de todo director, sería el de estudiar a profundidad una visión de gobierno (compuesta por políticos de carrera) y diseñar la mejor forma de interpretarla con los instrumentos, y ejecutantes, a disposición. Además de tener, llegado el momento, el oído para indicar el instante de entrada de cada ministerio, llevar el tempo y marcar cuándo cambiar de dinámicas.
Cada ejecutante tiene un trabajo arduo, necesita mantener la mayor concentración posible en el mismo, no puede encargarse de nada más, no puede preocuparse de nada más. Debe confiar en el plan trazado y centrarse en su misión, se debe aislar del resto de sus compañeros, de todos menos de quien dirige pues en él tendrá la única referencia válida. Él tiene la mejor acústica, está en la mejor posición para entender lo que pasa y dar paso a cada movimiento.

A pesar de sus exitosos gobiernos pasaría mucho tiempo antes de que se hiciera norma un método de designación ministros parecido al suyo aunque ya desde esa época se volvió un deber cívico ceder la capacidad ejecutiva, tanto en entes públicos como privados.
Se pasó a un presidente-director, en lugar de uno ejecutante.

Categorías
A07-Nativos m10 Partidos políticos Viaje

Disposición trascendental

[Microrrelato (413p.) de la Parte III de El viaje]
-De cómo se dan los cambios políticos entre nativos

La noticia corrió con rapidez atrayendo la mirada, y las palabras, de partidos y activistas de todas las tendencias políticas: Uno de los tantos feudos aún tradicionalistas planeaba cambiar su sistema de asignación de votos en la generación actual.

Es algo común, cada cierto tiempo se da una oleada de cambios, ya sea hacia sistemas más liberales o más conservadores.
Todos los feudos son parte de estructuras superiores en las que se integran en igualdad de condiciones, sin importar el tamaño de su población, de su territorio, de su riqueza, ni de ningún factor más allá del derecho natural de existir como unidad.
Por ello cuando se realiza una votación para tomar decisiones en una entidad superior cada señoría, guiada por la tradición local, fija el sentido de su(s) voto(s) por medio del mecanismo vigente: ya sea por derecho señorial o por voto plutocrático o de las cabezas de familia o aviacrático o universal o incluso por simple azar. Lo más usual es que se asigne por medio de alguna votación secreta cuyos mecanismo no se pueda cambiar a corto plazo, así se evita la coacción de alguna fuerza superior.

La gran mayoría de los partidos políticos se definen según el tipo de designación de voto que promueven, es lo que llega más a la fibra sensible de los nativos. Hasta ese momento aquel feudo había sido de los más conservadores pues la señoría podía disponer del voto de manera discrecional, sólo las más magnánimas consultaban a unas pocas personas más.
Fue una sorpresa cuando las tres familias principales de aquel lugar resolvieron, por unanimidad, que se debía cambiar el susodicho mecanismo para darle vida a sus territorios pero aún debían decidir de qué tipo debía ser: si darían la palabra a sus súbditos o no, si se deseaba atraer inversionistas o académicos o ludópatas o religiosos… Tenían que definir cuál tendencia política seguirían por las próximas generaciones.

El comunicado inicial sólo señaló que se haría una ronda de votaciones tendientes a alcanzar un consenso. En ella participarían 23 miembros de la casa principal y 19 de cada una de las dos de respaldo (pues de éstas no se incluirían a los mayores, a los que podrían querer tomar el poder en el próximo decenio). Se estableció que el voto sería secreto para evitar cualquier tipo de coacción.
Todo ello con el fin de garantizar que la decisión fuese respaldada y continuada por todos los posibles herederos en las principales líneas sucesorias.

Categorías
A01-Déspotas m14 Migración y poblamiento Viaje

Merodeadores habituales

[Microrrelato (383p.) de la Parte III de El viaje]
-De la llegada al lugar menos problemático, relativamente-

Llegamos a una nueva nación de déspotas junto a unos caminantes que decían huir de una gran hambruna.
Estaban famélicos, desesperados, pero aun así mantenían su actitud combativa. Que fuesen más débiles que sus gobernantes, que en ocasiones huyan de estos, no los hace menos déspotas. Siguen siendo despiadados siempre que pueden.
Por ejemplo vi cómo para ellos era inaceptable desperdiciar alimentos y recursos en sus miembros más débiles, pues debilitan al grupo: De llegar una confrontación esos miembros serían un estorbo y su existencia habría evitado que los demás se alimentasen bien.

Tal vez ésta es la nación con más migración porque todos se quieren aprovechar de ella, la ven como la más timorata, como la que tiene el gobierno más endeble. Es donde el estado interfiere menos en asuntos privados, donde hay menos ataques fortuitos.
Allí los líderes locales suelen organizar consultas populares acerca del desempeño del gobierno no para saber la opinión de la población, sino como medio para probar su fuerza, para probar que puede obligar a participar a todo al que esté en la zona. Un método muy benigno en comparación con otras naciones.
Pero, de hecho, esta nación no es tan endeble: Es la que menos ha sido invadida y durante menos tiempo en cada ocasión. Es la más compacta y organizada, con mayor capacidad de respuesta. Es la única con los medios para permitir la llegada masiva de extranjeros sin que se desaten batallas territoriales a su paso.
Parte de su crecimiento se debe a la llegada constante de migrantes, de mano de obra barata, que no tarda en ser explotada.

Las migraciones de déspotas suelen ser invasiones, en unas ocasiones son hordas en “búsqueda de vientres”, en otras se dicen “benefactoras” o son un simple reacomodo territorial. Las mayores migraciones son las de los grandes ejércitos buscando sustento, buscando tierras productivas de donde tomar sus alimentos.
En cada uno de esos casos se da en torno a un líder que ofrece alternativas a problemas puntuales.

Estos caminantes formaban parte de una gran multitud que iba saqueando los pueblos a su paso en la nación vecina. Bordearon varias urbes hasta que se dispersaron al no lograr invadir una pequeña ciudad fronteriza que parecía desguarnecida.

La mayoría de los posibles líderes murieron, las masas fueron esparcidas en varias ciudades.

Categorías
A05-Monarcas m11 Periodos de gobierno Viaje

Una proyección vitalicia

[Microrrelato (433p.) de la Parte III de El viaje]
-De las carreras políticas en una monarquía electiva-

Fuimos a conocer a la personalidad de moda.
No sólo era la cara visible de una de las familias más poderosas de la nación sino que además era la figura política más influyente y respetada entre la población en general, aun siendo relativamente joven.

Una muestra de su influencia estuvo en una elección parlamentaria al otro lado del reino, en un marquesado donde pudo imponer un candidato desconocido a pesar de nunca haber visitado la localidad.
En esa nación hay un parlamento bicameral. Con una cámara alta cuyos miembros son nombrados por el rey entre los duques, marqueses y condes; y con una cámara baja electa por los padres de familia (con al menos un descendiente de más de siete años) de entre los miembros de las casas gubernamentales con esa misma condición.
Allí las votaciones son esporádicas pues los cargos son vitalicios, pudiendo pasar décadas entre dos eventos a menos que haya una destitución por el parlamento o una renuncia, necesaria para competir por otro cargo. Por eso mismo se eligen dos parlamentarios por circunscripción electoral y además es usual, sobre todo en las grandes urbes, que se tiende a elegir entre los candidatos de mayor edad, no para que mantengan la tradición sino para que aumente la frecuencia de las votaciones.

Su carrera política formal comenzó cuando ganó, con facilidad, los primeros comicios en que participó, que se convocaron ante el fallecimiento del conde local. No fue necesario hacer alianzas ni siquiera una gran campaña.
De hecho, ganó en la primera ronda, algo muy inusual. Por lo general, para las elecciones populares tanto de gobernantes como de parlamentarios (de la cámara baja), se realizan varias rondas que suelen demorar meses y en ocasiones años ya que el candidato ganador debe recibir el apoyo de más de la mitad de los votantes registrados.
La circunscripción se puede quedar sin representación en el parlamento o sin un gobierno efectivo hasta que un candidato no alcance el apoyo necesario, repitiéndose una y otra vez las votaciones y saliendo de la lista los candidatos con menos del 5% de los votos totales.
Por lo general surgen alianzas pero el voto no es obligatorio así que deben ser creíbles para motivar a los electores.

Por eso fue tan significativa dicha votación parlamentaria, no sólo porque terminó mucho más rápido de lo esperado y sin grandes pactos, sino porque quien promovía al candidato ganador estaba en el escalafón más bajo de la carrera gubernamental al otro lado del reino.
Se podía prever con facilidad que apenas llegara la oportunidad se convertiría en Duquesa y luego en Reina.

Categorías
A10-Presidentes m01 Principios básicos Viaje

Elecciones de todo tipo

[Microrrelato (413p.) de la Parte III de El viaje]
-De cómo se le resta poder al presidente pero no a la presidencia-

Llegamos a aquella pequeña nación atraídos por las elecciones presidenciales.
Allí creen en el poder centralizado y electivo: El pueblo debe estar representado por una sola persona que haga prevalecer su voluntad, siendo el pueblo mismo el único con derecho para elegirla.

Cuentan que en la antigüedad se elegía al más ilustrado del lugar, aquel que sabía (o parecía saber) de todo. Pero poco a poco, al crecer la población y ocupar mayor territorio, se hizo obvio que tanta sabiduría concentrada era imposible, que siempre sería necesario recurrir a consejeros, a quienes llamaron ministros.
En algún momento se sinceró el sistema, tanto en periodo de mando como en su discrecionalidad: El mandato debía ser por un tiempo definido, dependiendo de la voluntad popular (seis años si es electo con más de la mitad de los votos y cuatro si sólo recibe el apoyo de la mayor minoría), y los ministros debían ser quienes administraran los recursos públicos según su área de competencia, por lo que también debían ser electos, si no por voto popular, al menos por el voto de sus pares.
A la par se fortalecieron los colegios profesionales, cada cual con presidentes electos, que tienen la opción de ser ministros si el mandamás de la nación considera su área de conocimiento prioritaria y su tendencia ideológica aceptable. Los candidatos en sus campañas dejan entrever la tendencia ideológica que tendría su gobierno, a cuáles colegios preferirían.

Hay tantos colegios profesionales en cada área del saber como variantes filosóficas. Por ejemplo los colegios de economistas más tradicionales son los liberales y los colectivistas.
Depende del presidente de la nación escoger cuál lineamiento seguir, designando como ministro al presidente del respectivo colegio profesional, pero es usual que haya desavenencias y que termine optando por colegios menores. En el caso de la rama económica, el que más ha llegado al poder después de los tradicionales es el colegio reformista, seguido del conservador y del restaurador.

Así, el rol del mandamás es decidir cuáles áreas son las prioritarias y qué ideología se ha de seguir. Dichas decisiones son fundamentales pues la única forma de que un área reciba recursos es asignando un ministro que se encargue. Los ministros tienen plena autonomía sobre sus carteras y sólo pueden ser vetados por una minoría calificada (de un tercio) del consejo.

El presidente es como un abuelo sabio pero inactivo que dirige la nación y coordina las políticas públicas pero no maneja recursos.