Categorías
A08-Parleros m12 Gestiones cotidianas Viaje

Unas decisiones evaluadas

[Escrito mínimo (417p.) de la Parte V de El viaje]
-De cómo evitar debates estériles para resolver asuntos comunes-

En toda gran familia de políticos, con una misión dinástica, siempre hay pugnas internas que resuelven según marque su tradición; en el caso de una familia de parleros, con extensos debates.

El conflicto interno llevaba semanas inflándose pero sólo estalló con mi llegada, por pura casualidad, quisiera creer.
Se hizo público por la espontaneidad de uno de los miembros más inexperto de la familia, que en su afán por atraer nuevos votantes tuvo un exceso de sinceridad, dejando entrever las facciones internas y dando de qué hablar al resto de la sociedad.
Las diferencias giraban en torno a una posible reforma de la ley de aguas, que permitiría forzar a las concesionarias del ramo a rendir cuentas más a menudo.

Para agilizar la toma de decisiones relativas a los servicios públicos, estos se asignan a concesionarias, las cuales disfrutan de gran autonomía.
La influencia de los cabildos sobre las mismas es sólo a largo plazo y tangencial: Cada cabildo vota acerca de las decisiones importantes tomadas por la directiva de cada concesionaria (incluyendo el nombramiento de sus propios miembros). Al votar por la pertinencia de dichas decisiones se evalúa a su vez a los encargados de tomarlas, siendo removidos del cargo los directivos con menor sincronía histórica con los cabildos.
Tales votaciones se hacen justo después de que la decisión ha sido tomada y, al menos, en una ocasión más después de un tiempo perentorio (que se decide en el mismo debate evaluativo).
La magnitud de ese «tiempo perentorio» era lo que estaba en discusión.

Ante la polémica los principales miembros de la familia se pusieron de acuerdo al estar convencidos de que no era deseable que se expandieran las habladurías sobre sus asuntos internos. La solución le correspondía (por turno ponderado) a una de las líderes más experimentadas, La Generala, quien dirigía el ministerio de defensa de la nación vecina y decidió mover algunos hilos para distraer la atención.
Hizo que un aliado cercano promoviera la necesidad de revocar el mandato de un cargo ejecutivo que influía en las dos naciones. Lo hizo a sabiendas de que lo que más altera a sus connacionales es que haya funcionarios que puedan tomar decisiones sin un debate profundo y extenso.

Nadie pareció sospechar de la intención oculta, era normal que los analistas políticos locales se olvidaran del alcance internacional de esa familia.
Después sería debatida a profundidad la idoneidad de tal medida, evaluándose a su vez el liderazgo de quien la impulsó y reordenándose los turnos ponderados.

Categorías
A08-Parleros m11 Periodos de gobierno Viaje

En la mayor franja fronteriza

[Escrito mínimo (467p.) de la Parte V de El viaje]
-De una dinastía política nacida en un territorio en disputa-

Al llegar me vi en medio de una polémica relacionada a una de las familias más poderosas de esa nación de parleros.
Una familia que estaba en el centro de la vida política local y cuya influencia llegaba a las dos naciones vecinas, con múltiples funcionarios públicos.

Mi anfitrión, un cincuentón bonachón que entró tarde en los asuntos familiares por dedicarse al arte, me explicó que tal influencia es aceptable, e incluso admirable, debido a la tradición que se refleja en tratados firmados y en la legislación vigente.
Resulta que los nacidos allí tienen la ciudadanía en las dos naciones fronterizas que le rodean, tienen plenos derechos políticos ya que el territorio es considerado, por cada cual, como una provincia más.
Es como una amplia franja fronteriza con leyes propias y gobierno autónomo.

Me contó que el cargo que ostenta, de elector, surgió por el derecho ciudadano de participar en la elección de diversos funcionarios públicos, que en este caso son muchos, a saber:
La elección de representantes a los parlamentos nacionales de las dos naciones vecinas, y a su propio parlamento, al menos una vez cada cinco años. La elección de autoridades ejecutivas locales y nacionales de su vecino más grande, con votaciones anuales para alcanzar un consenso en el tiempo. Y además, como si fuera poco, eligen un ente directivo superior capaz de armonizar la vida pública (del cual hablaré en otro momento).
Todo ello susceptible a adelantos repentinos, a redistribución de votos o a revocatorias, con lo que son demasiadas elecciones para el gusto de los parleros.

Aquí no somos tan afines a votar por políticos, me dijo más de una vez mi simpático anfitrión: Aquí preferimos parlamentar en cabildo y decidir.
Por eso se limitan a votar sólo por un elector que traslade sus palabras, pensamientos e intuiciones en la elección de los demás cargos populares. Palabras, pensares y sentires que se recogen en asambleas semanales que tratan desde los asuntos cotidianos hasta aquellos de Estado y que acaban con una votación, la única votación electoralista que hacen.

Los electores siempre están en la cuerda floja. Las repercusiones de cualquier desliz son inmediatas, en dos o tres semanas pueden perder su estatus y prerrogativas.
De ahí la angustia casi palpable de mi anfitrión en nuestro encuentro, le costaba mantener el balance entre satisfacer a sus votantes y colaborar con su familia, parecía requerir alguien que le animara a tomar «la decisión correcta».

Tuvimos una conversación bastante informal. casi baladí. Al menos eso creí yo hasta que me enteré de unas reveladoras declaraciones que dio a los medios sobre sus dilemas, pasando desde un análisis político a sus asuntos familiares, algo totalmente innecesario e inesperado, algo incongruente con su personalidad.

Era de esperarse que su familia me culpara a mí de tal cambio de conducta.

Categorías
A01-Déspotas m16 Azar y probabilidades Viaje

Mercenarios con sorteos

[Microrrelato (361p.) de la Parte V de El viaje]
-De cómo toman las decisiones importantes unos déspotas muy particulares-

Lo que primero viene a mi mente al pensar en esta nación es cuando me eligieron como garante de la buena salud de unos secuestrados.
Recuerdo con claridad que la elección fue al azar entre varios diplomáticos extranjeros, recuerdo cómo los encargados lanzaron a suerte tal decisión sin preocupación alguna.
La base de todas sus estrategias es ser impredecibles.

Hasta ese entonces no habíamos tenido contacto con ninguna autoridad local, se hizo obvio que entre ellos gobernar no tiene ningún atractivo.
Es una nación errante, por siglos fueron nómadas, lo único que los asentó fue la formación de múltiples naciones alrededor. Quedaron confinados a un territorio áspero, improductivo, pero no por eso dejaron de ser errantes: Si bien ya no lo son en masa, como pueblo, lo siguen siendo como individuos. Desde jóvenes salen de sus casas de crianza para no volver, salen a (intentar) imponer sus leyes personales a donde van.

Casi todos son mercenarios.
Para protegerse entre sí y afrontar grandes trabajos suelen hacer pactos de honor pero no hay acuerdos sofisticados ni condiciones ni distribución de labores. Sólo pactan vengarse de quien traicione al grupo.
Los trabajos pequeños, que no requieren de todos al unísono, se los suelen repartir al azar entre los interesados y las recompensas a partes iguales. Son mercenarios más por tener desafíos variados que por el dinero y la única falla que son capaces de ver en uno de sus pares es la deslealtad. Algunas misiones son suicidas pero eso es lo de menos, entre ellos no aprecian la vida ajena ni la propia.
Incluso se suelen retar a duelo con armas maltrechas escogidas al azar, dependiendo así la victoria más de la suerte que de la habilidad.

Siempre están en guerra con las naciones vecinas. Realizan saqueos escogidos al azar pero planeados con esmero, no sólo para obtener la mayor cantidad de bienes posibles sino, sobre todo, para hacer la mayor demostración de fuerza, para realizar alguna proeza que trascienda.
El gobierno central es una necesidad molesta por eso también dejan su designación al azar. Nadie desea gastar energía en luchar en su propio territorio, un territorio que saben improductivo.

Categorías
A05-Monarcas m13 Ajuste de representis Viaje

Siete atribuciones Reales

[Microrrelato (473p.) de la Parte IV de El viaje]
-De cómo varía el poder de unos monarcas según sea el voto popular-

El rey había heredado el trono hace más de tres años pero recién ahora se empezaba a ver la opinión de la población sobre su mandato.

En ese reino los súbditos evalúan a su rey de manera constante pero parcial. Desde la antigüedad a los monarcas gobernantes se les ha asignado siete (posibles) atribuciones: Administración de justicia, representación exterior, comandancia de los ejércitos, mediación en conflictos internos, evaluación de presupuestos generales, asignación de cargos de estado y de gobierno y evaluación de leyes orgánicas y simples.
Dependiendo del porcentaje de apoyo en cada área tendrá mayor o menor capacidad de acción: pudiendo desde declarar la guerra de manera unilateral hasta necesitar de la aprobación del cuerpo legislativo incluso para responder a ataques abiertos; o pudiendo desde censurar de forma permanente leyes superiores (aprobadas por dos tercios del legislativo) hasta sólo poder hacer observaciones a las más simples.
Por lo general la atribución más respaldada es la administración de justicia.

Las votaciones más variables se dan en torno a las atribuciones legislativas: Al inicio del mandato de un monarca la sociedad suele permitir cierto ajuste, suele permitir que el mandatario nombre nuevos consejeros Reales y que cree el marco para las políticas públicas de su mandato.
Esta atribución se ejerce a través de un consejo Real que sirve como cámara alta legislativa. El consejo es permanente, cuando tal atribución no recibe votos de confianza, queda relegada a funciones simbólicas y sus miembros son nombrados por dos tercios de la Asamblea de Representantes.
Los cargos son vitalicios, el monarca no puede remover a ninguno de los lores, pero si puede (por lo general) nombrar sustituto cuando una plaza queda libre y (de tener la máxima aprobación) aumentar el número de curules. La gran mayoría de las veces el consejo se alinea con su rey.

La opinión de la población sobre su rey se va ajustando en la medida que se evalúa a los representantes legislativos pues la misma se emite a través de dichos funcionarios.
El cargo de cada diputado de la cámara baja es vitalicio y hereditario pero su poder varía cada siete años según el número de súbditos que le den su apoyo pues en el seno de la cámara se cuenta el número de súbditos representados a favor de una decisión (y no el número de representantes), con lo que cada decisión es un plebiscito en segundo grado.

Antes de iniciar la campaña para dichas votaciones cada legislador compromete su voto sobre las atribuciones Reales. Cada cual tiene 17 apoyos que debe distribuir entre las siete atribuciones, por lo que hay muchas combinaciones y más aún al considerar las distintas políticas públicas relacionadas y la posibilidad de votar en blanco.

Con cada votación legislativa se remplaza la distribución de votos (en magnitud y sentido) y se fijan las nuevas competencias Reales.

Categorías
A07-Nativos m13 Ajuste de representis Viaje

La federación más flexible

[Escrito mínimo (419p.) de la Parte IV de El viaje]
-De cómo los nativos ajustan su representación legislativa-

Se acercaba la fecha de las elecciones parciales del parlamento imperial y se esperaba un cambio en el punto de equilibrio interno del mismo.

La segunda provincia más grande había decidido asumir una postura más agresiva con relación a sus pares.
Esta nación está compuesta por cinco entidades disímiles (dos provincias mayores, dos menores y una megaciudad, que es la capital), disímiles tanto en número de feudos como en población e idiosincrasia, por lo que constituyeron una federación flexible para que cada cual esté representada según sus propios deseos, necesidades y posibilidades.
Cada año hay elecciones legislativas en una de las cinco entidades, se alternan las más grandes con las más pequeñas (siguiendo la secuencia 1-3-5-2-4-1).

Pero antes se reúnen las señorías de los feudos que la integran para decidir cuántos diputados elegirán, para decidir si desean pagar más por una mayor representación en el parlamento o si desean disminuir su gasto público y con ello el número de sus representantes.
En esa nación las provincias y el distrito capital tienen derecho a tener tantos diputados en el parlamento como el que más tenga, debiendo simplemente contribuir con el presupuesto en la misma medida. Y a la vez tienen derecho de contribuir tan poco con el gasto público como el que menos, siendo necesario simplemente que sacrifique su representación en el parlamento en la misma medida.
Tales extremos sólo sirven como referencia teórica, ninguna entidad nunca ha variado demasiado su postura. Siempre hay algún feudo que lo impide.

Los ajustes reivindicativos, como el esperado en esa época, no suelen ser abruptos ni inmediatos pero sí recurrentes pues la provincia más grande tiene la tendencia natural a imponerse (tiene más feudos y población que la segunda y tercera sumadas) y más aún al contar con el apoyo casi incondicional de la más pequeña y del distrito capital.
Si bien tales decisiones se toman por mayoría de las señorías, en cada feudo la opinión pública se expresa de manera particular, según sea de tendencia liberal o conservadora. Y después de tomada dicha decisión, definido el número de representantes a elegir y el plan de gastos quinquenal, se inicia el periodo de postulaciones y una campaña electoral donde el discurso se suele tornar agrio.

Con todo y eso, las entidades acostumbran actuar en armonía. La opinión pública es transversal y se va ajustando a lo ancho de la nación a la sombra de cada elección legislativa parcial.
El lenguaje fuerte es sólo un recurso retórico para aumentar o disminuir los fondos públicos.

Categorías
A12-Técnicos m10 Partidos políticos Viaje

Niveles de admisibilidad

[Microcuento (419p.) de la Parte IV de El viaje]
-Del mayor factor diferenciados entre técnicos, al menos en política-

Tolerancia: Máxima diferencia que se admite entre el resultado esperado y el obtenido.
Ya sea en asuntos científicos o artísticos. Ya sea midiendo el ángulo exacto para lanzar un proyectil o ya sea entonando la nota exacta para lograr la mejor interpretación de una obra maestra.

Qué tanta varianza se está dispuesto a tolerar o a admitir es lo que define la personalidad de cada quien, de cada entidad.
Hay quienes prefieren perfeccionar cada detalle, reduciendo la tolerancia al mínimo, y hay quienes prefieren avanzar lo más rápido posible sin detenerse a analizar detalles insignificantes, aumentando la diferencia que se admite entre el resultado esperado y el obtenido.

En política los más estrictos son los conservadores, que buscan la perfección en cada paso que se da, así ello impida avanzar a buen ritmo. Mientras que los liberales buscan la eficiencia, prefieren obtener el resultado más aceptable con el mínimo esfuerzo y tiempo posible, por los que suelen usar mayores niveles de tolerancia en sus proyectos.
Esas dos visiones son los extremos de una gran gama con distintos niveles de tolerancia y en que hay todo tipo de condicionantes. Por ejemplo hay agrupaciones políticas monotemáticas que abogan por reducir o aumentar la tolerancia presente en aspectos específicos del sistema, siendo uno de las más populares la que gira en torno a flexibilizar lo más posible la educación, en especial la inicial, pues es incierto cual método de enseñanza es el más idóneo a cada momento.

En los años previos a nuestra llegada a aquella nación habían predominado las políticas liberales por lo que, como es natural, ya estaba empezando a surgir señales de sus fallos, magnificadas por el tiempo.
Las agrupaciones con menores niveles de tolerancia en sus proyectos habían ido ganando cada vez más terreno. Abogaban por corregir muchos errores que se habían estado acumulando sin parar, lo harían reduciendo la diferencia admisible entre los resultados esperados en cada etapa de sus proyectos y los resultados obtenidos.
Argumentaban que los liberales, en su afán por avanzar, habían dejado muchos cabos sueltos que estaban produciendo daños incalculables; que planificar con cada parámetro al borde de su tolerancia es negligente, es planificar equivocarse pero sin método.

Lo ilustraban diciendo que estar al borde del abismo de manera constante y continua hace que sea cada vez más probable una caída irreparable, hasta que esa probabilidad se convierte en una certeza absoluta.
Tal actitud podría considerarse un vicio, suelen decir, como la necesidad de adrenalina de quienes practican deportes extremos.

Categorías
A12-Técnicos m05 Cohesión social Viaje

Una ciudad universitaria

[Microcuento (413p.) de la Parte IV de El viaje]
-De dónde los técnicos buscan inspiración y paz espiritual-

Fuimos a una gran ciudad universitaria.
Nos recibió en el portal noreste el rector ejecutivo de la institución, que a efectos prácticos realiza las funciones de alcalde mayor de la ciudad, y más adelante conocimos al rector académico, al de investigación y desarrollo y al de artes y humanidades, además de algunos miembros del comité de electores (encargado de nombrar a dichas autoridades, entre otras).

La ciudad es mucho más grande de lo que me imaginé en un principio aunque conserva su estructura de campus universitario.
El ajetreo es constante por toda la ciudad, por cada zona, cada cual con su idiosincrasia propia. Desde la zona industrial, en cuyo centro está la facultad de ingeniería, hasta las zonas culturales, pasando por la comercial y empresarial y por aquellas con vocación médico asistencial. Cada cual administrada por la facultad correspondiente, por medio de su decanato y su consejo que cumplen las funciones ejecutivas y legislativas de un municipio, y que se dividen en distritos correspondientes a las escuelas de especialidades y al ciclo básico.

Todo converge en la zona de convenciones y espectáculos y en un parque central que llaman tierra de nadie, que es como un gran museo al aire libre, cuya administración corresponde a la rectoría.
Ese parque es más bien como un gran taller donde se puede ver toda una gama de personalidades que se mezclan sin cesar en pequeños grupos que hacen desde representaciones artísticas rudimentarias hasta experimentos científicos básicos; rudimentarias y básicos para los expertos pero espectaculares para todos los demás, incluyendo a muchos turistas que deambulan por todas partes en busca de inspiración.
Y es que esa es una de las ciudades que atrae más turismo interno. Pero es un turismo muy particular, es casi de peregrinación religiosa, son viajes de renacimiento y reencuentro espiritual que todo técnico suele hacer cada pocos años.

Tales peregrinaciones no tienen que ser necesariamente a una ciudad universitaria.
Todo pueblo, por pequeño que sea, tiene su propio santuario en torno al cual gira la vida (religiosa) de los lugareños. Es la principal institución académica, un conservatorio artístico o un centro de investigación científica, por ejemplo. Por lo general es el edificio más grande del lugar, donde también se hacen múltiples actividades cotidianas de la comunidad además de las propias de la institución misma.

Siempre ha sido una tradición entre técnicos elegir al azar un destino, o varios, y visitar sus santuarios para despejar la mente y el alma con algo nuevo.

Categorías
A12-Técnicos m03 Crianza y educación Viaje

Para diversificar el saber

[Microcuento (371p.) de la Parte IV de El viaje]
-De cómo generar una sociedad creativa e innovadora-

Entre técnicos la especialización empieza desde la primera infancia.
Siempre se imparte una enseñanza básica con unos lineamientos mínimos pero el enfoque y la metodología pueden ser radicalmente distintos.

No hay un programa educativo único, ni siquiera a nivel municipal. Sólo en ocasiones hay programas distritales, pero suelen variar de manera constante ante el deseo de los padres de que sus hijos se diferencien de las generaciones anteriores.
En la mayoría de los casos los lineamientos educativos surgen de las universidades, de lo que requieren aquellas instituciones mejor valoradas por los padres en los aspectos que fijan como prioritarios.

Tal sistema produce grandes diferencias en la formación básica de los bachilleres a lo largo de cada distrito y de cada provincia.
A mayor diversidad en la formación de la población, mayor probabilidad de que surjan innovaciones destacables: Problemas específicos son vistos desde distintas ópticas y analizados con distintos métodos, además de que las interacciones entre personas con mentes disimiles son mucho más fructíferas al estructurar pensamientos ortogonales, sin contar que simplemente abarcan un mayor rango de conocimientos y percepciones.
Incluso existe la costumbre de que miembros de la misma familia (hermanos y primos) sean educados de manera diversa. Se escoge al azar, pues no se sabe qué será lo adecuado para dos décadas después, sólo se dejan influir por la escogencia de las generaciones previas.

Lo que más me sorprendió es que llevan estadísticas de todo.
El éxito de cada profesor se mide según el éxito promedio de los alumnos que pasaron por sus cursos, ponderados por el nivel de exposición, por el número de horas de clases recibidas por cada cual.
Además se llevan las estadísticas de la capacidad evaluativa de los docentes: La calificación final de los alumnos debe medir la probabilidad de éxito del mismo al aplicar lo aprendido en el curso. Los profesores mejor pagados son aquellos que saben estimar tal probabilidad con precisión y/o exactitud.

Según el desempeño de cada alumno en cada asignatura, en un modelo dado, ha de tomar otras tantas asignaturas que ayuden a acentuar sus capacidades, a descubrir sus potencialidades.
Si un alumno no encuentra en qué destacar es culpa del sistema, de su tutor académico, de sus padres.

Categorías
A00-Preambulos Viaje

Parte IV

Donde se visitan naciones con diversas modalidades de consulta, en El viaje

Tomé un breve receso, me tuve que obligar a tomarlo: tenía que poner en perspectiva lo que estaba haciendo.
Creo que cada vez será más fácil, o al menos eso espero, pues estoy narrando episodios cada vez más cercanos a mi vida actual, al momento en que empecé a darle mayor importancia a la escritura.

Empecé a escribir en mi adolescencia, en una época especialmente solitaria para mí, pero se volvió una costumbre con propósito en una nación (la primera que describo a continuación) donde todo se hace con una metodología específica, donde la ciencia y la técnica se aplican por doquier.
Allí entreví que para evocar una vivencia dada hay que estimular la memoria, hay que ejercitarla hasta que los recuerdos fluyan de forma natural, y me di a esa tarea de la mejor forma que hallé: Escribiendo, o más bien reescribiendo, el viaje que hicimos.

En aquel periodo entendí la estructura (disgregada y recurrente) del libro familiar en que se basan estos escritos. Decidí mantenerla mientras actualizaba el contenido.

_
Continúa leyendo los escritos mínimos de la Parte IV o ve a la página principal de El viaje.

Categorías
A09-Dictadores m12 Gestiones cotidianas

La mediación académica

[Microcuento (383p.) de la Parte III de El viaje]
-De cómo y quién puede afrontar asuntos públicos imprevistos-

El mayor problema entre dictadores es la escasa información que fluye de la sociedad hacia el mandamás.

Existe la (acertada) noción de que cualquier crítica puede ser malinterpretada y traer consigo consecuencias abrumadoras, irreparables, por lo que es muy poco común escuchar la más mínima opinión sobre ningún tema público. Los asuntos del gobierno los debe resolver el gobierno, es la sentencia general.
Lo único que se atreve a hacer la gente de a pie es reportar incidentes específicos, averías mecánicas o fallos en un sistema, y ello sólo por los canales regulares, por medio de un delegado de distrito o de quien presta el servicio afectado; nunca lo debe hacer a viva voz, nunca se debe ser epicentro de una inestabilidad.

Por lo general los asuntos menores son resueltos por las autoridades locales, por los jefes de distritos o los alcaldes.
Es una estructura bien distribuida, cuyos elementos tienen atribuciones y responsabilidades claras. Que tienen, además, una gran motivación después de asumir sus cargos: Cualquier descuido puede ser interpretado como un boicot contra el dictador y las repercusiones pueden ser catastróficas.
Aquellos imprevistos que no tienen un encargado claro son presentados como asuntos académicos en las universidades. Con el tiempo las universidades han desarrollado métodos para hacer consultas anónimas (y seguras) a la sociedad sobre cualquier cuestión pública y para generar soluciones eficaces pero discretas.
Cuentan con el prestigio y la confianza para ello, en especial en esta nación que surgió guiada por ellas.

Aquí las universidades gozan de total autonomía.
El dictador sólo puede nombrar al rector de entre los miembros de directorio con más de once años de antigüedad. Pero no es muy común, por lo general sólo se da en las universidades más grandes cuando hay algún proyecto relevante en la mente del mandamás o cuando tiene una relación específica con una institución dada.
Además el dictador puede nombrar nuevos miembros al directorio cuando haya una vacante, pero más le vale que sea del gusto de la comunidad si quiere que perdure: Los mismos pueden ser expulsados después de cinco años.

Las universidades son las instituciones que cuentan con mayor libertad para proponer soluciones a asuntos cotidianos pero sólo eso: proponer.
El poder de acción siempre lo tiene el dictador, es el único que puede hacer que las cosas pasen.