Categorías
A07-Nativos m12 Gestiones cotidianas Viaje

Dirección general decisiva

[Escrito mínimo (389p.) de la Parte IV de El viaje]
-De cómo los nativos planean y gestionan sus proyectos-

No es raro que una señoría en su feudo decida intervenir directamente para resolver un asunto que escapa a su experiencia y capacidades. Tampoco es raro que falle y que a nadie parezca importar, que nadie reclame ni se indigne.

En la mayoría de los casos la señoría designa o, mejor dicho, ratifica a quien proponga el ente técnico relacionado.
Hay leyes imperiales que establecen los procedimientos y que además prohíben taxativamente el nombramiento de familiares. Esas leyes surgen en congresos anuales donde se plantean asuntos técnicos, problemas comunes, y se coordinan posibles soluciones entre feudos específicos.
Cuando se identifica un problema general, como el nepotismo, y la solución es adoptada por más de dos tercios de las señorías, se vuelve ley imperial y pasa a ser obligatoria en todos los feudos.

Para los proyectos locales a mediano o largo plazo, la señoría a cargo se suele reunir con los jefes de las familias más importantes del feudo, según su abolengo, garantizando así su continuidad y estabilidad.
Los asuntos cotidianos suelen ser resueltos, o al menos tramitados, por el jefe de la familia más solariega de la zona (o distrito). Si lo considera necesario, por ser trascendental, es costumbre que dicho jefe de familia busque asesoría en sus siete sucesores inmediatos para que las decisiones se mantengan en el tiempo. Además puede sumar a los tres naturales mayores de la siguiente generación (que ya estén en la adultez madura) si es necesario ejecutar alguna tarea urgente.
La señoría del feudo siempre puede intervenir, en cualquier asunto, pero se considera contraproducente. De ella sólo se espera que mantenga una visión general de los asuntos públicos.

Cuando un jefe de familia desea desarrollar un proyecto en su comunidad pero éste resulta demasiado técnico, lo más común es que acuda a la institución académica especializada más cercana junto con quienes designen los otros jefes de familia que se pudieran sentir afectados.
Lo único que los detiene, o causa algo de aprensión, es que en las universidades suele haber más estudiantes e investigadores foráneos que locales. Por lo que siempre tienen la sensación de que no habrá suficiente interés o entusiasmo por hallar las soluciones idóneas.

En todos los niveles, siempre es decisivo encontrar a alguien con amor a la tierra en donde se va a desarrollar cualquier proyecto, para que lo dirija.

Categorías
A07-Nativos m06 Leyenda o historia Viaje

Expulsiones renovadoras (#073)

[Microficción (389p.) de la Parte III de El viaje]
-De cómo surgieron nuevas naciones entre quienes tienen apego por sus tierras-

Fue un viaje más fácil de lo esperado.
Fuimos a la más grande de las naciones de nativos. También es la más compacta pero ello no impide que mantenga sus tradiciones: El amor por lo propio, por el barrio o la vecindad, lo es todo a pesar de que en ocasiones no hay límites claros entre territorios.
Se formó ante la mengua de la nación más tradicionalista, ante la incapacidad de las señorías para resolver los problemas conjuntos del imperio, ante la necesidad de un poder central que asumiese el liderazgo para atacar crisis cada vez más comunes (desde presupuestales hasta demográficas)

Un anciano sabio, miembro de la casa real, se ofreció a asumir el mando imperial de manera temporal y sólo con el fin de resolver los problemas que las señorías, en asamblea, considerasen más urgentes. En especial quería expandir el imperio a zonas productivas, empezar desde cero en ellas, algo revolucionario.
Por supuesto la mayoría no confió, la mayoría creyó que era un simple ardid para hacerse del poder. Fue expulsado.

Otros tantos sí que encontraron factible su visión y beneficio su liderazgo.
Se establecieron en lo que hoy es la capital y acordaron que el emperador sería electo cada diez años de entre los (siete) dirigentes que conformaran un comité imperial, o central. Sólo pueden ser miembros de dicho comité los jefes de aquellas familias que dieron inicio a la nueva nación.
Todo jefe de familia puede participar en la Asamblea General, ya sea en persona o por medio de un delegado. Es en ella donde se elige al emperador y renueva al comité central. Además, cada año, la asamblea ratifica o veta las leyes aplicadas por el comité central durante el año previo, señala los problemas a resolver y fija objetivos de desarrollo.

Cuentan que por décadas hubo paz, armonía y progreso pero que tuvieron que endurecer las normas cuando un emperador intentó permanecer en el poder más de lo debido y, peor aún, nombrar un sucesor. Ante su inminente expulsión se refugió en su provincia natal e incentivo la secesión, junto a otras tres provincias menores.
Es fácil salir de la federación, aunque no siempre es pacífico. Desde aquella época ha existido una pugna entre esas dos naciones que sólo se atenuó con el surgimiento de otra nación más, en la zona fronteriza.

_
*Nota: Es curioso cómo siguieron la usanza de dictadores de un modo más benigno. Ésta fue la segunda nación de nativos que visitamos.

Categorías
A07-Nativos m05 Cohesión social Viaje

Festivales vinculadores (#060)

[Microficción (383p.) de la Parte II de El viaje]
-De la búsqueda de la grandeza sin renunciar a lo propio-

Los nativos viven para hacer de su tierra la más admirada, la más importante, la más provechosa.
Saben que para ello necesitan alianzas estratégicas en múltiples frentes, que necesitan que esas alianzas sean fuertes y estables. Lo que se refleja, por ejemplo, en su sistema judicial y en el educativo, dentro del cual se podrían incluir sus mayores eventos culturales: Las celebraciones y festivales conmemorativos de cada comunidad.

Nuestro viaje estuvo marcado por dichas festividades. Solíamos llegar un par de días antes a ver los preparativos y no nos íbamos hasta que todo acaba.
Era normal que nos preguntaran en cuáles otros festivales habíamos estado, cómo nos habían parecido. No tardé en darme cuenta que mis padres respondían con lujo de detalles lo primero (a los nativos les gusta que exploren sus tierras, ello significa que las admiran) pero evitaban contestar lo segundo. Sólo por experiencia propia, cuando ya no había vuelta atrás, entendí la importancia que le dan a los juicios de valor, lo importante que es para ellos compararse con sus pares, y el detalle y la minuciosidad que ponen al explicarle su visión a extranjeros imberbes…

Muchas veces han intentado establecer una gran fiesta nacional, que se celebre en la misma fecha a lo largo y ancho del imperio, pero ha sido imposible a pesar de que está claro que todos quieren pertenecer a la misma nación, a pesar de ser conscientes que necesitan de la unidad para prosperar.
Tal vez sea un deseo innato de ser parte de algo superior, de una nación poderosa sin que ello implique renegar del propio feudo.

La mayor tradición es asistir a las festividades de otras comunidades con frecuencia, al menos a una cada once meses. No para vacacionar ni por aumentar el acervo cultural sino para mostrar respeto a las demás comunidades, a los dueños de otras tierras.
Al principio creía que era consecuencia de los intercambios escolares pero con el tiempo he empezado a creer que es al contrario. Lo más probable es que ese intercambio cultural naciera de forma espontánea en gran parte de la población, que luego lo terminó imponiendo en el sistema educativo para que fuese una práctica general y permanente.

Los nativos parecen creer que para proteger sus características únicas y originales tienen que unirse en aquellas más generales.