Categorías

El viaje

Mi vida ha sido un viaje continuo y constante desde que tengo uso de razón. Nunca he tenido un plan maestro, además de viajar. Nunca he sabido cuánto tiempo estaré en una nación, mucho menos en una ciudad o en una casa. Mi familia es de nómadas, aunque mis padres prefieren decir que somos diplomáticos, enviados de buena voluntad. 

Tenemos muchos conocidos alrededor del mundo, unos más amigables que otros pero todos fieles a sus propios principios y respetuosos de nuestra misión. Desde hace siglos mi familia se ha dedicado a fomentar buenas relaciones entre las naciones (que así lo quieran), por lo que tenemos acceso casi a cualquier lugar, casi a cualquier autoridad.
Ha sido una vida llena de curiosidades, cuya estabilidad ha dependido de seguir las costumbres de cada nación, sus creencias e historia, pues hasta la gente más pacíficas pueden tornarse violenta por un leve mal gesto. 

Estos escritos mínimos sintetizan algunos de esos aspectos. Los empecé a redactar desde joven, unas veces para poner en claro mis ideas otras sólo por pasar el tiempo, pero siempre siguiendo la guía de un libro ancestral.
Los iré haciendo públicos en el orden (disgregado y recurrente) en que los escribí en cada época (aquí el primero).

A continuación se presentan los preámbulos de cada una de las partes y más adelante un esbozo de las armonías en que se agrupan las naciones y las categorías para compararlas.


Parte I

Donde se describen los difíciles primeros años del viaje

Hace poco, por un incidente insignificante (releer un libro de la familia), me vinieron a la memoria algunas imágenes de mi infancia. Recordé a la perfección el momento en que oí a mis padres decir: «Ya todo está listo para hacer el viaje a Crata», recordé la emoción infantil que me embargó y el deseo de que iniciara la aventura, pero hasta ahí llegó mi memoria.

Quise recordar los primeros meses y años del viaje pero muy poco vino a mi mente. Tal vez lo sombrío de los lugares que recorrimos dejó algún tipo de trauma en mí, a pesar de la protección y amor de mi familia.
Desde entonces he intentado rememorar más detalles de aquella época pero vuelven demasiado fragmentados. Por eso me di a la tarea de escribir los episodios de los que tengo más certeza, y alguna otra cosa, empezando por cómo llegaba a las distintas naciones que visité junto a mi familia durante mi niñez.

Intentaré mantener un mínimo de orden cronológico aunque mi intención no es hacer un recuento detallado, al menos no en principio

  • Parte I
    • Cap01. De donde impera la fuerza bruta
    • Cap02. De donde impera la prolificidad
    • Cap03. De donde imperan las artimañas
    • Cap04. De donde imperan la prolificidad con treguas
    • Cap05. De donde imperan las creencias
    • Cap06. De donde imperan la prolificidad de religiosos
    • Cap07. De donde imperan el mando único
    • Cap08. De donde imperan las artimañas religiosas
    • Cap09. De donde impera la división de los vasallos
    • Cap10. De donde imperan las creencias unificadas
    • Cap11. De donde impera el libre mercado

Parte II

Donde se prosigue con naciones de poderes más limitados y distribuidos

Después de un breve descanso he decidido continuar.
Al terminar los escritos mínimos sobre la quinta nación a la que viajé con mi familia, di por alcanzada mi meta inicial: Rememorar los episodios más oscuros de mi infancia, cuando el mayor consuelo que tenía era que pronto dejaríamos atrás tanta violencia, que había que continuar el «viaje a Crata» (según oía decir a mis padres constantemente).

Cuando empecé a escribir creí que sería algo pasajero pero no pude evitar que se volviera costumbre, tal vez porque me gusta repensar el viaje, tal vez porque ello se ha convertido en el fundamento de mi vida.
No siempre ha sido fácil, me sirve de guía un libro que narra la tradición familiar, ese mismo libro que me sirvió de inspiración inicial. He seguido el orden propuesto en él, reflejo de generaciones de escribientes, pues guarda un balance entre la necesidad de avanzar y la obligación de no dejar nada por decir, con cierta recurrencia a lo primario, a esas naciones que conservan la esencia de sus antepasados.

Siempre toco los mismos tópicos, lo que permite comparar los distintos grupos de naciones, empezando por las más extremas, las despóticas, prolíficastiránicas religiosas, de un total de 17.
Seguiré adelante mientras pueda, o hasta que me aburra.

  • Parte II
    • Cap12. De donde impera la prolificidad autonomista
    • Cap13. De donde impera lo solariego
    • Cap14. De donde impera el mando único distribuido
    • Cap15. De donde imperan las artimañas segmentadas
    • Cap16. De donde impera la fuerza bruta espiritualista
    • Cap17. De donde impera la habladera
    • Cap18. De donde imperan las creencias reivindicadoras
    • Cap19. De donde impera el mando fugaz
    • Cap20. De donde impera el libre mercado diseminado
    • Cap21. De donde impera la prolificidad permutable

Parte III

Donde se profundiza en otras tantas nacines más electoralistas

Éstas son las primeras líneas que escribo en mucho tiempo.
No sé por qué la demora, supongo que en algún momento perdí la costumbre de escribir, la rutina que había adquirido. Pero también puede ser por la etapa de mi vida que tengo que describir (mi adolescencia) y toda la confusión que ella implica.
Recuerdo mi frustración y rebeldía ante los constantes viajes que realizábamos. Sentía que mi familia no tenía rumbo ni voluntad propia, que sólo seguía instrucciones, dejándose llevar a ninguna parte con total sumisión.

Ahora entiendo que cada (etapa del) viaje forma parte de una tradición que nos trasciende y que compartimos con muchas otras familias. Esa tradición ayuda a mantener y mejorar poco a poco el sistema de la Gran Federación con intercambios continuos de saberes y experiencias, de expectativas e intereses.
Cada conjunto de naciones mantiene su armonía aprendiendo de los otros, cambiando sutilmente sus actitudes, comparando los distintos aspectos de su devenir en común.
Por eso los escritos, siguiendo la tradición, se agrupan en categorías (como Principios básicos o Sistema judicial o Leyendas e historia) y las naciones se recorren en el orden más óptimo.

  • Parte III
    • Cap22. De donde impera el arraigo más federado
    • Cap23. De donde impera el voto popular
    • Cap24. De donde impera el mando único electivo
    • Cap25. De donde imperan las artimañas colectivistas
    • Cap26. De donde impera la fuerza bruta revalidada
    • Cap27. De donde impera la habladera más federada
    • Cap28. De donde impera las creencias en comunión
    • Cap29. De donde impera el partidismo
    • Cap30. De donde impera el mando fugaz electoralista

Parte IV

Donde se describen naciones con diversas modalidades de consulta

Tomé un breve receso, me tuve que obligar a tomarlo: tenía que poner en perspectiva lo que estaba haciendo.
Creo que cada vez será más fácil, o al menos eso espero, pues estoy narrando episodios más y más cercanos a mi vida actual, al momento en que empecé a darle mayor importancia a la escritura.

Empecé a escribir en mi adolescencia, en una época especialmente solitaria para mí, pero se volvió una costumbre con propósito en una nación (la primera que describo a continuación) donde todo se hace con una metodología específica, donde todo tiene su arte, donde la ciencia y la técnica se aplican por doquier.
Allí entreví que para evocar una época dada hay que estimular la memoria, hay que ejercitarla hasta que los recuerdos fluyan de forma natural, y me di a la tarea de implementar la mejor forma que hallé: Escribiendo, o más bien reescribiendo, el libro ácrata.

En esa época entendí la estructura (disgregada y recurrente) de dicho libro y las diversas formas de leerlo que existen. Decidí mantenerlo todo igual mientras actualizaba el contenido.

  • Parte IV
    • Cap31. De donde impera la especialización
    • Cap32. De donde impera el libre mercado atenuado
    • Cap33. De donde impera la prolificidad legislativa
    • Cap34. De donde impera el gran arraigo graduable
    • Cap35. De donde impera el personalismo distribuido
    • Cap36. De donde impera el mando único limitado
    • Cap37. De donde impera el voto popular
    • Cap38. De donde imperan las artimañas continuadas

Parte V

Donde se conocen sociedades con líderes que comparten el poder

Retomé la escritura después de establecerme en una nación de indiferentes.
Bueno, decir que me establecí es mucho, sólo tengo aquí un campamento base desde el que visito las naciones vecinas en fechas célebres o para eventos específicos, siguiendo la guía del libro familiar (como cabría esperar).

Últimamente sólo he estado escribiendo para reportar sobre esos viajes y para actualizar el estado de las cosas en esta nación, la cual es una de las más armónicas que he conocido.

Mis padres también están aquí pero como parte de una comitiva oficial, por lo que no pueden viajar conmigo, pero igual solemos reunirnos dos o tres veces a la semana sobre todo para hablar de política. Mis hermanos y primos han seguido diversos rumbos, unos están cursando estudios otros ya iniciaron sus propios hogares.
La mayoría ha elegido alguna de las armonías más estables (de las compuestas sólo por una o dos naciones), pero en cada generación hay al menos un par de casos diferentes, como por el ejemplo el de la prima “belicosa” que visité entre déspotas, en la primera nación que describo a continuación (aquí).


Armonías

Estos escritos mínimos pueden ser leídos siguiendo el orden en que fueron compuestos, siguiendo el orden cronológico del viaje (por capítulos) y también según el conjunto de naciones que pudieron alcanzar la estabilidad (armonías) que se presentan a continuación.

Déspotas
Son siete las naciones
donde impera y se venera el uso excesivo de fuerza simple y bruta.
Prolíficos
Son seis las naciones
donde impera el respeto a quienes tienen grandes descendencias.
Tiranos
Son seis las naciones
donde impera la desconfianza, el engaño y las artimañas por doquier.
Religiosos
Son cinco las naciones
donde impera la creencia en un poder superior que todo lo puede.
Monarcas
Son cinco las naciones
donde impera un solo líder, único y absoluto, para cada tópico o tarea.
Mercaderes
Son cuatro las naciones
donde impera una fuerte inclinación de ánimo hacia el libre mercado.
Nativos
Son cuatro las naciones
donde impera la obediencia según el linaje y procedencia individual.
Parleros
Son cuatro las naciones
donde impera la habladera constante y los debates innecesarios
Dictadores
Son tres las naciones
donde impera el mando fugaz pero absoluto, sin responsabilidad penal
Presidentes
Son tres las naciones
donde impera el mando centralizado y electivo en toda institución
Militantes
Son tres las naciones
donde impera el sometimiento a las doctrinas y opiniones partidistas.
Técnicos
Son dos las naciones
donde imperan los conocimientos especializados en ciencias y artes
Votantes
Son dos las naciones
donde imperan las votaciones populares, con todas sus implicaciones

Categorías

Por último, si se desea comparar aspectos específicos de las distintas armonías, se puede acceder a estos escritos mínimos por medio de las categorías.

  1. Principios básicos
  2. Cambios de gobierno
  3. Crianza y educación
  4. Sistema judicial
  5. Cohesión social
  6. Leyenda o historia
  7. Sentido cívico
  8. Sistema federal
  9. Impuestos y dinero
  10. Partidos políticos
  11. Periodos de gobierno

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s